Tag Archives: Portugal

Vía Algarviana: Equipamiento necesario

Que llevar para completar con éxito la vía algarviana?

Uno de los puntos que más influyen en el éxito final de una ruta de cicloturismo es el peso que transportamos. Y en el caso de la vía algarviana, este punto cobra una especial importancia debido a los grandes desniveles a cubrir. Es una ruta dura.

Dada la experiencia de otros viajes y el complicado perfil de la ruta, la idea desde el principio fue bastante clara: llevar en las alforjas menos de lo necesario. Cada kilo de más se notará en las cuestas.

Así que intentando minimizar los kilos, decidí no llevar tienda de campaña, ni colchón, ni comida ni utensilios para prepararla. Sólo ropa, herramientas y lo necesario para grabar la ruta para el blog.  Por lo que usaría el hospedaje local y restaurantes recomendados en la página oficial.

Pensé en llevar únicamente una mochila con todo, pero personalmente me es muy incómodo llevarla tantas horas puesta, y  otras veces que he optado por esta opción, he acabado con los hombros y el cuello doloridos. Así como exceso de sudor en la espalda.

Aún así, la mochila sería una buena opción para esta ruta tan accidentada, si para vosotros no es un problema.

Quedando la lista así:

Equipamiento:

  • Por supuesto, mi bici Trek 920 Disc. Una maravilla del cicloturismo. No se necesita nada más para recorrer el mundo.
equipamiento_algarviana
Trek 920 Disc en el Cabo San Vicente
  • Alforjas: Ortilieb Classic. Para mí son las mejores, cuestan dinero, pero duran para toda la vida. Después de varios viajes están como el primer día. Impermeables al 120% y super-mega-hiper robustas. Además se acoplan y desacoplan de la bici de forma cómoda y rápida.
equipamiento_algarviana_2
Alforjas Ortilieb Classic
  • Alforja de manillar: Ortilieb 6 ultimate. Para llevar lo más necesario a mano. Móvil, Cártera, llaves, etc… Lo mejor: Una vez anclada al manillar, no se mueve nada y no molesta. Me ha sorprendido el sistema tan bueno de anclaje que lleva. Totalmente impermeable y admite portamapas donde llevaba los perfiles de cada etapa. Lo peor: No lleva compartimentos por dentro, sólo una bolsita. Por lo que cuesta, ya podrían haberle puesto unos separadores.
equipamiento_algarviana_3
Ortilieb Ultimate 6
  • Ropa MTB: 2 culots, 2 maillots de manga corta y uno de manga larga, chaqueta corta vientos,  par de calzetines por día, zapatillas de MTB, casco… ( todo lo necesario, ya depende de cada uno). Al llevar sólo 2 conjuntos para 5 días, tuve que lavarlos a mitad del camino, en Silves, para no llegar al Cabo de San Vicente oliendo a perro mojado.
  • Ropa Calle: un pantalón corto, 2 camisetas de manga corta  y calzado para andar.
  • GPS: Garmin Etrex 30x con los tracks de la página oficial cargados. Para mi, uno de los mejores GPS del mercado para senderismo y mtb. Lo mejor: fiabilidad, funciona a pilas (y no a batería) y calidad de la señal GPS.
equipamiento algarviana 4
Garmin Etrex 30x
  • Material de Aseo: 1 Toalla pequeña, y un pequeño neceser.
  • Herramientas: Las básicas de la bici. (cámaras, parches, bomba, aceite cadena, etc…)

Al final de la ruta quedé bastante satisfecho con mi equipaje, ya que usé todo lo que llevé y no eché muchas cosas en falta. Llevaba justo lo necesario (Es la primera vez que me pasa, siempre suelo llevar cosas que al final del viaje no he usado).

Al decir verdad, hubo una pequeña cosa que eché en falta y que no volverá a faltar en mi lista de equipamiento de cicloturismo: Se trata del pequeño adaptador para poder inflar las ruedas con válvulas presta (las finas) en las gasolineras. Durante la vía algarviana pinché y no pude inflarla con el compresor de las gasolineras por no tener este adaptador.

equipamiento_algarviana_4
Adaptadores  válvula Presta-schrader

Y para concluir sólo te diría que, si te animas a recorrer la vía algarviana, lo principal es que lleves lo mínimo. Hay pendientes muy pronunciadas, y en las cuestas, sobra todo.

Vía Algarviana: Cicloturismo por Portugal

La vía algarviana es una gran ruta desconocida y escondida en lo más profundo del algarve. Es una antigua vía mozárabe usada por peregrinos que viajaban desde Mértola hasta el Cabo San Vicente. La ruta recorre el sur de Portugal de Este a Oeste. Desde Alcoutim, en la frontera con España, hasta el Cabo de San Vicente.

Recorriéndola podrás disfrutar de la desconocida sierra del algarve portugués, llena de pequeñas poblaciones con mucho encanto y amables personas cuyo único fin es hacerte engordar a base de ricas comidas con productos naturales y porciones exageradas.

Y es que no me canso de decirlo: en Portugal se come muy, pero que muy bien.

La ruta:

La vía algarviana es el Camino de Santiago del algarve. Es un trazado que discurre al 100% por caminos rurales y senderos, pisando rara vez asfalto. Discurre en su totalidad por el Sendero de Gran recorrido GR13.

Está pensada para hacerla a pie en 14 etapas y no es totalmente ciclable. Hay tramos en los que tendrás que bajarte de la bici y empujarla o echártela al hombro para poder continuar. Pero esto será en raras ocasiones y en la mayoría de los casos con un poco de habilidad podrás continuar sin bajarte de la bici.

La vía algarviana forma parte de la riqueza turística del algarve y los portugueses han sabido sacarle provecho. Esta promocionada por el gobierno. Muy bien señalizada y mantenida, es casi imposible perderse, sólo hay que seguir las marcas. Dispone de un pasaporte que te van sellando en todos los sectores, y si los coleccionas todos incluso te mandan a casa un regalo. En la página oficial tienes toda la información ( en portugués e inglés), así como los tracks y guías totalmente gratis. Además hay aldeas y pequeñas poblaciones que viven prácticamente de esto, ofreciendo alojamientos y comidas a los viajeros.

Éstas son los 14 sectores previstos a pie, de los cuales la página oficial los agrupa en 5 etapas si realizas el camino en mtb:

  • Etapa 1 – 58.8 km
    • Sector 1 – Alcoutim » Balurcos 24,20 km
    • Sector 2 – Balurcos » Furnazinhas 14,30 km
    • Sector 3 – Furnazinhas » Vaqueiros 20,30 km
  • Etapa 2 – 58.8 km
    • Sector 4 – Vaqueiros » Cachopo 14,88 km
    • Sector 5 – Cachopo » Barranco do Velho 29,10 km
    • Sector 6 – Barranco do Velho » Salir 14,90 km
  • Etapa 3 – 63.1 km
    • Sector 7 – Salir » Alte 16,20 km
    • Sector 8 – Alte » Messines 19,30 km
    • Sector 9 – Messines » Silves 27,60 km
  • Etapa 4 – 43.3 km
    • Setor 10 – Silves » Monchique 28,60 km
    • Sector 11 – Monchique » Marmelete 14,70 km
  • Etapa 5 – 77.8 km
    • Sector 12 – Marmelete » Bensafrim 30,00 km
    • Sector 13 – Bensafrim » Vila do Bispo 30,19 km
    • Sector 14 – Vila do Bispo » Sagres 17,65 km
algarviana-1
Vía Algarviana al completo

Aunque a priori, puedan parecer etapas asequibles para realizarlas en bici, a la hora de la verdad te encontrarás con etapas muy complicadas con bastante desnivel acumulado y bajo terreno complicado, que harán que sudes cada kilómetro que avances.

La página oficial avisa de su dureza y comenta que el agrupamiento en 5 días se debe más a una distribución aritmética que lógica. Lo razonables es hacerla en 7 o más días.

Para poder meterte por los caminos de la vía algarviana necesitarás como mínimo una bici con neumáticos de montaña. Y si tu bici tiene suspensión delantera mejor que mejor. El recorrido es totalmente de mountain bike, no esperes pasear plácidamente pedaleando a un ritmo relajado. Es un recorrido duro y exigente. Y necesitarás una maquina acorde al camino.

Iluso de mi, pensaba que podría hacerla en 5 días, tal como está planeada, pero a los 20 km de la salida, ya sabía que no llegaría al destino final de etapa al ritmo que llevaba. Tardé en hacer 25km unas 3 horas y media. Y el plan para el primer día eran casi 60km, por lo que un calculo rápido a esa velocidad me decía que cuando llegara a final de etapa sería de noche y posiblemente con todo cerrado.

Así que, replanifiqué los recorridos para realizar las partes más duras por carreteras secundarias paralelas a la ruta y visitando las mismas poblaciones. De esta forma llegaba a una hora prudente a los destinos para buscar alojamiento y hacer un poco de turismo. Todo no iba a ser pedalear en este viaje.

Es verdad que en el mismo segundo en que decidí cambiar la ruta para coger algo de asfalto dejó de ser la vía algarviana estrictamente hablando. Pero a cambio he disfrutado del viaje, me ha dado tiempo  a conocer a otros viajeros, hacer turismo, comer muy bien, y a conocer y vivir todo lo que he visto más profundamente. Ahh… y por supuesto, a llegar al Cabo San Vicente. Sin esos trozos de asfalto no podría haber llegado en 5 días al final de la ruta.

Al final, ha dejado de ser la vía algarviana para convertirse en el viaje de Senkabi cruzando el algarve a mi manera. Pero a que manera ¡¡

algarviana-2
Inicio de la Ruta Algarviana en Alcoutim

Próximamente, iré colgando todos los detalles de cada etapa donde se podrá ver y comparar el trazado original de la vía algarviana con el finalmente realizado por mi. Y os podréis descargar ambos.

Para acabar, os diré que es una ruta con mucho encanto, las personas que te encontrarás serán hospitalarias, recorrerás bonitos paisajes, con buenas vistas y como he dicho antes, la comida estará riquísima. Así que os la recomiendo totalmente, tanto a pie, en bici o como podáis.

Fecha:

La ruta fue realizada en septiembre de 2016

Descripción:

Ruta de cicloturismo de 5 días de duración viajando por la Vía Algarviana, que cruza el todo el Algarve de Este a Oeste, desde Alcoutim al Cabo San Vicente, pedaleando en total unos 270 kms. Recorre un sinfín de pequeñas poblaciones y aldeas, entre las que destacan: Vaqueiros, Salir, Silves, Monchique, Marmelete y Vila do Obispo  hasta llegar al Cabo San Vicente.

En general es una magnífica ruta que me ha dejado un muy buen sabor después de haberla hecho y que me ha permitido conocer toda la serranía del Algarve, que es al menos, tan rica y bonita como su costa.

Próximamente iré detallando cada una de las cinco etapas.

Etapas:

  • Día 1: Alcoutim – Vaqueiros (57 km)
  • Día 2: Vaqueiros – Salir (55 km)
  • Día 3: Salir – Silves (41 km)
  • Día 4: Silves – Marmelete (49 km)
  • Día 5: Marmelete- Cabo San Vicente  (69 km)

Recomendaciones Generales:

  • El sentido en el que se realiza la ruta es importante. Conviene hacerla desde Alcoutim hasta el Cabo San Vicente o sufrirás mucho, mucho, mucho. En especial tener que subir el barranco do Velho, no se lo deseo a ni al peor de mis enemigos.
  • Aunque en la página oficial digan que en 5 días se puede realizar la ruta en mtb, os recomiendo encarecidamente que os lo toméis con más calma y en mi opinión con 7 días de ruta se disfrutaría mucho más.
  • Preparar el viaje con antelación:
    • Ajustar los días a tu ruta, mirando las poblaciones por las que pasas y asegurándote que hay lugares donde comer y dormir. Casí todas las pequeñas poblaciones por las que pasarás no tienen ni una pequeña tienda donde comprar fruta o agua.
    • Hacer un chek list con las cosas que tienes pensado llevarte e ir tachándolas al echarlas a las alforjas para que no se olvide nada.
  • Hacerla en la época del año correcta: Aunque estas rutas largas se hacen cuando se pueden, es conveniente hacerlas en la época del año adecuada. En mi caso,  a principios de septiembre  ha resultado ser una buena fecha por que todavía los días son bastantes largos y no hace tanto frío como para cargar con ropa de abrigo y permite ir más ligero de equipaje. Además la ruta ya es dura por si sola y no hace falta añadirle agua y barro a las exageradas pendientes que te encontrarás.
  • Prepara bien la vuelta a Alcoutim. Hay muchas opciones pero con pocos horarios disponibles.
  • Llevar lo mínimo indispensable, cada kilo de más se nota. asegúrate que llevas sólo lo que vas a usar.
  • Si todavía no tienes unas alforjas, y tienes que comprártelas  merece la pena gastar un poco más al principio en algo de calidad. Durante el viaje se nota.
  • Siempre es bueno llevar un diario de abordo por si años más tarde te da por escribir un blog y quieres recordar curiosidades del viaje.

Camino de Santiago Portugués – Día 8: Redondela -> Santiago

Si has llegado aquí directamente a través de un buscador debes de saber que este artículo forma parte, junto a otros 7, de una ruta de cicloturismo muy especial que recorre el Camino de Santiago Portugués y que el inicio del relato se encuentra aquí

Camino de Santiago Portugués – Día 8

Piiiiiiiii, Piiiiii, Piiiiiiii

Piiiiiiii, Piiiiii, Piiiiii

5:30 de la mañana, suena el despertador… me duele todo el cuerpo. Apenas hemos podido descansar de la paliza de los dos últimos días que se nos hicieron muy difíciles. Pero es el último día y hay que llegar a Santiago. Ya nos queda poco…

Poco a poco me levanto, ducha, desayuno rápido, preparativos, y a las seis en punto de la mañana listo para empezar a pedalear junto a Simón….

Así empezó nuestro último día del Camino de Santiago Portugués. Salimos tan temprano por que nos queríamos tomar el día de pedaleo con tranquilidad, nada de agobios, y poder llegar a Santiago a una hora decente para poder buscar alojamiento y disfrutar un poco de la ciudad. Y como teníamos tan pocas horas de luz (al realizar la ruta en Noviembre), había que salir temprano….muy temprano.

Nos separaban unos 90 km de la meta final, así que el plan era hacer unos 40 o 50 kilómetros antes de comer y el resto dejarlo para la tarde y posterior llegada a Santiago.

El empezar de la ruta fue duro, supongo que por el cansancio acumulado. Nos encontramos con 2 fuertes subidas al iniciar la ruta que nos vaciaron las pocas fuerzas que nos quedaban. Esa noche había llovido y el camino estaba todo embarrado y tuvimos que empujar las bicis nuevamente por el barro, fue sin duda el momento más duro del viaje, por unos momentos pensamos que no llegaríamos a Santiago. Llevábamos un ritmo muy lento y nos vimos superado momentáneamente por el reto. Pero con un poco de descanso y la ayuda y compañía de Simón, pudimos continuar para llegar como fuera a nuestro destino.

Así que poco a poco continuamos pedaleando, el tiempo mejoró, tocamos asfalto y las piernas empezaron a responder…. y llegamos a Pontevedra. Una ciudad que me encantó y que me gustaría volver a visitar con más tiempo.

Camino de Santiago Portugués - Día 8 - 4
Céntrica Plaza de Pontevedra

Aquí aprovechamos para desayunar en condiciones y coger fuerzas para el resto de la etapa. Cogimos tantas fuerzas que antes de darnos cuenta cruzamos Caldas de Reis y llegamos a Padrón para almorzar, realizando un total de 60km antes del almuerzo…. ni nosotros nos lo creíamos. Nos habíamos ventilado casi toda la ruta en pocas horas.

Camino de Santiago Portugués - Día 8 - 5
Cruzando el río Sar en Padrón. Al fondo el Convento do Carme

Así que con tiempo de sobra y contentos por el gran avance, decidimos darnos un buen homenaje y probar las grandezas de Padrón: sus ricos pimientitos y sus chuletones ¡¡.

Sin conocerlo entramos en el asador Opementeiro… y alucinamos con la calidad y cantidad de comida. Si pasas por Padrón, y tienes hambre….este es tu sitio.

Camino de Santiago Portugués - Día 8 - 6
Inmenso chuletón en el Asador Opementeiro (Padrón)

Después del necesario reposo y en plan paseo proseguimos hasta el final de la ruta. Después de tantas aventuras y sacrificios pasados, 26 km ya no eran nada.

Dicen que la llegada a la Plaza del Obradoiro después de realizar el camino, es una sensación que no se olvida… pues es verdad. Entramos por la calle Rua do Franco, repleta de gente. Se veía la Catedral al fondo. Íbamos zigzagueando esquivando personas, tocando el timbre… y de repente… se abre ante nosotros la plaza con la inmensa catedral y la sensación de haber conseguido un reto personal inimaginable.. exactamente 686 km de bici en 8 días

Al llegar la noche, tocaba visita nocturna a la ciudad y a modo de despedida nos dimos un buen festín de marisco y vino para despedir como se merece una fantástica ruta en muy buena compañía.

Camino de Santiago Portugués - Día 8 - 18
Despedida por todo lo alto

Aunque no se ve muy bien, estos son los datos finales del viaje:

  • Kilómetros totales: 686 km.
  • Tiempo en Movimiento: 51 horas y 5 minutos.
  • Tiempo Parado: 29 horas.
  • Velocidad Máxima: 57.5 km/h
Camino de Santiago Portugués - Día 8 - 19
Datos GPS del viaje

 

En general es un viaje totalmente recomendado. Ya sea una sola parte o en su totalidad, es una de esas rutas dignas de ser realizadas al menos una vez en la vida. Después de más de 4 años, aún la sigo recordando como algo único y especial.

Fecha:

La ruta del Camino de Santiago Portugués – Día 8 fue realizada el 8 de Noviembre de 2009

Descripción:

Ruta del Camino de Santiago Portugués – Día 8 que une Redondela con la población de Santiago de Compostela recorriendo un total de unos 86 km.

  • Circular: No. Empieza en Redondela y acaba en Santiago de Compostela
  • Dificultad Física: Alta. Debido a la cantidad de Kilómetros, la orografía del terreno con varios picos que subir y sobre todo el total de kilómetros acumulado.
  • Dificultad Técnica: Cero patatero. Todo carriles y asfalto de carreteras muy secundarias.

Mapas y perfiles:

Dónde dormir:

Para pasar la noche en Santiago nos hospedamos en la Hospedería Barbantes, muy cerquita de la catedral. No fue caro, es muy céntrico y estuvo muy bien, además nos dejaron guardar las bicis bajo llave. Totalmente recomendable.

Dónde comer:

  • Almuerzo: En el Restaurante – Asador Opementeiro (Padrón). Una pasada de asador, todo buenísimo. Buen lugar donde probar sus típicos pimientos.
  • Cena: Marisquería en Santiago de Compostela, para celebrar por todo lo alto la llegada.

Otra Información de interés:

Camino de Santiago Portugués – Día 7: Ponte de Lima -> Redondela

Si has llegado aquí directamente a través de un buscador debes de saber que este artículo forma parte, junto a otros 7, de una ruta de cicloturismo muy especial que recorre el Camino de Santiago Portugués y que el inicio del relato se encuentra aquí

Camino de Santiago Portugués – Día 7

Antes de empezar a pedalear, desayunamos en Ponte de lima y nos dimos una vueltecita en bici por la población, ya que la ciudad realmente merece la pena.

Sin saberlo estábamos ante el día de mtb más duro de lo que llevábamos de ruta, más incluso que el anterior. Nada más salir de Ponte de Lima, cruzamos su famoso río y nos metimos en una bosque espectacular pero con una gran subida de 14 km por caminos muy complicados y de gran pendiente, teniendo que arrastrar la bici con las alforjas a mano.

Recuerdo que por estas cuestas me pegué un gran tortazo intentando pasar alguna zona sin bajarme de la bici, se me quedó una cala pillada  en el pedal  ¡¡ y la ostia fue chica ¡¡

Aunque esta parte es dura, el entorno es espectacular, parece que estás metido en un bosque encantado y a pesar de la dureza, nada más que por el entorno, merece la pena cruzar por aquí. Tienes la sensación de estar pasando por un tramo de auténtico Camino de Santiago.

Depués de una primera parte de la ruta bastante dura, sobre el km 36, llegamos a la deseada frontera con España. Pasamos cruzando el rio Miño. La verdad es que con sólo cruzar la frontera ya se echaba de menos todo lo vivido en Portugal, y es que el viaje se estaba acabando.

En Tuy, la primera población que nos encontramos al cruzar, comimos en el bar Avenida que está a pié de carretera.

Camino de Santiago Portugués - Día 7 - 23
Cafe Avenida en Tuy

Después de la dura primera parte y del cansancio de todo lo recorrido, con más de 500km en las piernas, la ruta todavía nos tenía deparadas algunas sorpresas: después de almorzar todavía nos dio tiempo a perdernos el km 41 y a partir la cadena sobre el km 58 de ruta. Esto nos hizo perder mucho tiempo y otra vez tuvimos que pedalear fuerte para llegar a nuestro destino a una hora decente y poder buscar alojamiento.

Muy cansados por todo lo vivido y el pedaleo acumulado fuimos llegando a Redondela que a escasos dos kilómetros de la llegada nos recibió con un enorme aguacero sobre nuestras cabezas, para rematar el día. Recuerdo que estaba tan cansado y empapado que no podía dejar de reir a carcajadas, y es que, las sensaciones a pesar de todo, fueron muy buenas.

Llegamos tarde, ya casi de noche, y aunque no fue la ruta más larga, perdimos mucho tiempo durante el camino y al final llegamos con el tiempo justo antes de que cerrara el Albergue.

Camino de Santiago Portugués - Día 7 - 25
Albergue en Redondela

La acogida en el primer albergue  de peregrinos que pisamos durante nuestro viaje no fue muy buena, era necesario llevar una cartilla sellada con las distintas ciudades por las que habíamos ido pasando ( la sellan en las catedrales e iglesias de las ciudades) que nosotros no nos habíamos molestado ni siquiera en pedir, por lo que realmente no estábamos reconocidos como peregrinos y por lo tanto la chica que nos atendió se negaba a darnos cobijo durante la noche, tuvimos que suplicarle mucho y pedirle por favor que nos dejara pasar la noche allí muchas veces, y al final lo hizo por que en  realidad esa era la única opción que teníamos, era eso, continuar pedaleando hasta la siguiente población o dormir en la calle, ya que Redondela no tiene más alojamiento que ese (eso nos dijo la chica).

Al final accedió y pudimos disfrutar de un magnifico albergue, muy preparado y con todo tipo de detalles, tenía cocina, sala de lectura, muchas literas, grandes aseos, lugar para dejar las bicis, lo que viene siendo un lugar bien preparado y totalmente recomendable (siempre que lleves tu cartilla de peregrino claro está)

Al final llegamos muy muy cansados, fuimos a un super cerca para comprar pasta para cocinarla en la cocina del albergue y nos quedamos cocinando y charlando dentro del local sin hacer muchas visitas a la población,  y es que Redondela no tiene mucho que ver, o al menos eso nos pareció.

Fecha:

  • Esta ruta del Camino de Santiago Portugués – Día 7 fue realizada el 7 de Noviembre de 2009

Descripción:

  • Ruta del Camino de Santiago Portugués – Día 7 que une Ponte de Lima con la población de Redondela recorriendo un total de unos 72 km.
  • Circular: No. Empieza en Ponte de Lima y acaba en Redondela
  • Dificultad Física: Alta. Debido a la primera subida empujando las bicis con las alforjas y a la cantidad de Kilómetros acumulados.
  • Dificultad Técnica: El tramo inicial es muy complicado, está pensado para hacerlo andando, el resto de la ruta transcurre al igual que todo lo recorrido hasta ahora, por caminos de pistas y carreteras muy secundarias.

Mapas y perfiles:

Dónde dormir:

En el albergue para peregrinos de Redondela. Es un buen sitio donde pasar la noche. Para ser un albergue está muy bien. Eso sí que no se te olvide tu carnet de peregrino.

Dónde comer:

Comimos en un bar a pie de carretera en Tuy un bocadillo rápido. Es el típico bar de carretera con gente muy simpática atendiendo.

Otra Información de interés:

 

Continua leyendo la aventura en: Día 8: Redondela  – Santiado de Compostela

Camino de Santiago Portugués – Día 6: Oporto -> Ponte de Lima

Si has llegado aquí directamente a través de un buscador debes de saber que este artículo forma parte, junto a otros 7, de una ruta de cicloturismo muy especial que recorre el Camino de Santiago Portugués y que el inicio del relato se encuentra aquí

Camino de Santiago Portugués – Día 6

Cuando nos levantamos, recogimos nuestras cosas y partimos en búsqueda de un buen desayuno, que gracias al estar en pleno centro, encontramos a los pocos minutos. Desayunamos en una pequeña pero agradable cafetería en la calle Rua Fabrica, perpendicular a la gran Avenida dos aliados. Sin saberlo estábamos cogiendo fuerzas para la que sería la ruta más dura hasta el momento, con un constante sube y baja por pistas y asfalto durante unos 92 km con lluvia suave durante todo el día.

Camino de Santiago Portugués - Día 6 - 1
Preparado para empezar la ruta

Aunque dura, es una ruta muy bonita, con puentes, paisajes y pequeños pueblos dignos de mención. Una de las partes que más me gustó fueron las cercanías al Ponte de Ave y su bosquecillo, cruzado por un sendero empedrado como sólo los portugueses saben hacer. El comienzo de la ruta es un completo sube y baja que recorre muchas pistas por pequeños bosques y carreteras muy secundarias por el que se pasan pequeñas pedanías con un encanto especial.

Pedaleamos guiados por las típicas flechas amarillas de estas rutas, cada vez más comunes conforme nos acercábamos a Santiago, hasta Barcelos, sobre los 50km de recorrido, donde paramos para comer en el restaurante Chuva.

Después de Barcelos la ruta cambia y se vuelve más campestre, son rutas muy muy secundarias que cruzan pequeños bosques con un encanto especial y se abandona el asfalto de las carreteras generales.

Esta segunda parte se nos hizo dura, nos quedaba muchos kilómetros para el destino y se estaba haciendo de noche, por lo que debíamos darnos prisa, incluso llegamos a acortar un poco  el camino por carretera en vez de seguir el camino original para poder llegar a una hora decente a Ponte de Lima, aún así nos cogió la noche y llegamos tarde, mojados y embarrados con la tarea de buscar un alojamiento para esa noche.

La anécdota del día fue cuando llegamos al Hotel Imperio do Minho (3 estrellas) en busca de una ducha caliente y cama, ya de noche cerrada, y entramos en el hall del hotel empapados ( estuvo todo el día lloviendo), llenos de barro del camino y con las bicis más asquerosas y sucias que se puede imaginar. En ese momento el dueño del hotel era el que estaba en la recepción y se le puso los ojos como platos al vernos chorrear agua sucia sobre su preciada alfombra de bienvenida. Nada más vernos se negó en rotundo a dejarnos pasar, alegando que lo íbamos a ensuciar todo y que le dejaríamos la habitación llena de tierra y barro, y que ni hablar de meter las bicicletas dentro del hotel. Después de unas negociaciones, no conseguimos nada y cuando nos íbamos a marchar, apareció una mujer, con pintas de encargarse de la limpieza y empezó a regañarle por no dejarnos pasar. Al final esa mujer resulto ser su esposa y ella misma echó a su marido y se encargó de alojarnos a las mil maravillas, incluso nos dejó gratuitamente el parking privado del hotel para dejar las bicis. Una maravilla de mujer. Aunque el hombre nunca nos miró bien en toda nuestra estancia.

Después de la ducha, salimos a cenar y a recorrer Ponte de Lima, que realmente merece la pena, es una ciudad con mucha historia y bastantes monumentos, en el que destaca su puente sobre el río Lima, y que da nombre a la ciudad.

La cena la hicimos en una pequeño bar que tenían platos combinados, cenamos bien y rápido, para dedicar todo el tiempo restante a la visita de la ciudad.

Al final, cuando nos íbamos a ir a la cama, llevábamos en las piernas 92km más.

Fecha:

La ruta del Camino de Santiago Portugués – Día 6 – fue realizada el 6 de Noviembre de 2009

Descripción:

Ruta del Camino de Santiago Portugués – Día 6 que une Oporto con la población de Ponte de Lima recorriendo un total de unos 92 km.

  • Circular: No. Empieza  en Oporto y acaba en Ponte de Lima
  • Dificultad Física: Más alta que media. Debido a la cantidad de Kilómetros y al constante sube y baja del camino.
  • Dificultad Técnica: Cero patatero. Todo carriles y asfalto.

Mapas y perfiles:

Dónde dormir:

  • Cómo llegamos tan tarde a Ponte de Lima, a la hora de buscar alojamiento a nuestra llegada fuimos a lo seguro y acabamos en el Hotel Imperio do Minho, un hotel de 3 estrellas en plena orilla del río Lima.

Dónde comer:

  • Sobre el kilómetro 50 de ruta, comimos muy muy bien en el Restaurante Chuva, entrando en la Población de Barcelos.

Otra Información de interés:

Continua leyendo la aventura en: Día 7: Ponte de Lima – Redondela

Camino de Santiago Portugués – Día 5: Agueda -> Oporto

Si has llegado aquí directamente a través de un buscador debes de saber que este artículo forma parte, junto a otros 7, de una ruta de cicloturismo muy especial que recorre el Camino de Santiago Portugués y que el inicio del relato se encuentra aquí

Camino de Santiago Portugués – Día 5

Empezamos la ruta con la idea de seguir los planes del día anterior para intentar ahorrar tiempo y poder hacer algunos kilómetros más, por lo que salimos con la idea de desayunar en alguna cafetería por el camino y almorzar poco durante la ruta, para luego cenar en condiciones a la llegada al destino.

La ruta para el día se presentaba durilla, después de tantos kilómetros acumulados recorreríamos otros 85 kms hasta Oporto ascendiendo unos 310m en total. Aunque parezca mentira el cuerpo se hace a todo y a estas alturas del recorrido una etapa de 85 km se hace normal. Mentalmente la divides en dos etapas de unos 43 km y ya no parece tanto.

Como venía siendo habitual la mayor parte del recorrido se hizo por carreteras muy secundarias y pistas, sin ningún tipo de dificultad técnica, pasando muchas pequeñas poblaciones de pocos habitantes con un encanto especial.

Ese día aprovechamos bien la mañana e hicimos más kilómetros de lo que teníamos pensado, por lo que sobre las cuatro de la tarde estábamos almorzando a menos de la mitad del recorrido hasta Oporto, lo que nos permitiría llegar a una hora decente y tener algo de tiempo para visitar la ciudad en condiciones.

La ruta en sí fue larga, pasando por muchas poblaciones, con más asfalto del que nos hubiera gustado, pero la entrada a Oporto por su magnifico puente (Puente de Dom Luis) mereció la pena. Yo no había estado antes en esta bonita ciudad, por lo que verla por primera vez desde arriba del puente, con el río Duero abajo, en el fondo, y sus ambientadas calles y paseos, y sobre todo, después de tantos kilómetros, fue una de las sensaciones más agradables y que más me impresionó del viaje.

Una vez en Oporto, lo primero, como siempre, fue buscar alojamiento para nosotros y nuestras bicis entre la lista de posibles candidatas que llevábamos preparada. Al final nos alojamos en la pensión Puerto Rico, que aunque parezca que tiene pinta de vieja ( y en verdad está un poco vieja) merece la pena por lo céntrica que está, por el precio y sobre todo por que dispone de garaje privado en el sótano donde guardar las bicis de forma segura.

Una vez alojados y duchados nos fuimos a dar una vuelta por la ciudad y cenar en un de sus locales del paseo junto al río que está lleno de bares y restaurantes deseosos de que gastes tus ahorros en sus locales. Al final de entre toda la oferta entramos en uno llamado Passarinho da Ribeira que estuvo genial.

Fecha:

La ruta del Camino de Santiago Portugués – Día 5 fue realizada el 5 de Noviembre de 2009

Descripción:

Ruta del Camino de Santiago Portugués – Día 5 que une la población de Agueda con Oporto recorriendo un total de unos 85 km.

  • Circular: No. Empieza en Agueda y acaba en Oporto
  • Dificultad Física: Media-Alta. Debido a la cantidad de Kilómetros acumulados. No por otras razones
  • Dificultad Técnica: Cero patatero. Todo carriles y asfalto.

Mapas y perfiles:

Dónde dormir:

  • Aunque preguntamos en algunos sitios, al final la Pensión Porto Rico, nos ofreció una habitación con agua caliente y un lugar donde dejar las bicis a un buen precio.Eso sí, por fuera no tiene el mejor aspecto del mundo.Está situada en la calle Rua do Almada 237, en pleno centro de Oporto.

Dónde comer:

  • A la hora de cenar, los dos estuvimos de acuerdo en que después de la paliza que nos habíamos dado, nos habíamos ganado cenar en un buen sitio y por eso nos fuimos bajo el puente Dom Luis donde hay infinidad de restaurantes. Al ser un lugar tan turístico no es lo más barato de Lisboa, aunque la calidad fue buena. El restaurante elegido fue el Passarinho da Ribeira.

Otra Información de interés:

Continua leyendo la aventura en: Día 6: Oporto – Ponte de Lima.

Camino de Santiago Portugués – Día 4: Rabaçal -> Agueda

Si has llegado aquí directamente a través de un buscador debes de saber que este artículo forma parte, junto a otros 7, de una ruta de cicloturismo muy especial que recorre el Camino de Santiago Portugués y que el inicio del relato se encuentra aquí

Camino de Santiago Portugués – Día 4

Sin duda, tener en cuenta la época del año a la hora de realizar una gran ruta de cicloturismo es algo muy importante. Influye directamente en el equipaje que tienes que llevar, y por lo tanto, el peso que llevarás. Y si eliges hacerlo en  otoño-invierno posiblemente tengas que enfrentarte a días de pedaleo bajo malas condiciones climáticas.

Así comenzó nuestro cuarto día de ruta saliendo de Rabaçal:

Y es que el cicloturismo por España en noviembre  es arriesgarse mucho a tener que pedalear con mal tiempo, lo que compensamos con muchas ganas de seguir para poder llegar a Santiago.

Cómo el día anterior, se complico y al final no pudimos cumplir con el objetivo de llegar a Coimbra, decidimos en vez de hacer una gran parada al medio día para comer, almorzar algo más liviano y no parar, con el fin de compensar la ruta del día anterior, ya que íbamos muy justos de tiempo para llegar a nuestro destino final. Si algo salía mal otra vez, tendríamos que hacernos a la idea de que no llegaríamos a Santiago.

Así que nos planificamos el día de la siguiente manera:

  1. Salir  de Rabaçal temprano.
  2. Desayuno y  visita a Coimbra
  3. Almorzar liviano por el camino.
  4. Y continuar los restantes 60 km hasta Águeda

Sin duda este día fue una paliza grande  de bici, realizamos unos 90 kms en el día incluida visita a Coimbra.

La ruta tiene de todo un poco. Se puede pedalear por lugares preciosos de senderos estrechos entre arboledas…

 

así como visitar lugares con encanto y mucha historia

Desde Coimbra hasta Agueda aún nos quedaba unos 60 km, por lo que la visita a Coimbra fue rápida y veloz, todavía nos quedaba mucho.

El trayecto en general hasta Agueda tiene mucha carretera secundaria, pero tiene su encanto, pasando por muchas pequeñas poblaciones impregnadas de la lluvia del día.

Camino de Santiago Portugués - Día 4 - 9
A parte del GPS, siempre es bueno llevar un mapa con la ruta

Finalmente llegamos a Agueda mas tarde de lo que teníamos pensado,justos para llegarnos a la oficina de información turística, situada junto al río, donde nos informaron muy bien y nos recomendaron una hostal-restaurante que estuvo bastante bien y el personal se portó con nosotros de escándalo.

Llevábamos en mente alojarnos en el albergue de Agueda, pero no nos dejaron guardar las bicicletas dentro, así que finalmente decidimos cambiarnos al hostal que nos recomendaron Restaurante Ribeirinho, aunque tuviéramos que pagar un poco más, ya que no sólo nos pusieron una cena ESPECTACULAR, si no que también nos dejaron meter las bicicletas en la habitación, incluso llenas de barro, después de pedalear con lluvia con ellas durante todo el día por caminos enfangados.

Camino de Santiago Portugués - Día 4 - 10
Las bicis en la habitación

Fecha:

La ruta del Camino de Santiago Portugués – Día 4  fue realizada el 4 de Noviembre de 2009

Descripción:

La ruta del Camino de Santiago Portugués – Día 4 une Rabaçal con la población de Agueda recorriendo un total de unos 90 kms.

  • Circular: No. Empieza en Rabaçal y acaba en Agueda
  • Dificultad Física: Media-Alta. Debido a la cantidad de Kilómetros. No por otras razones
  • Dificultad Técnica: Baja. Ruta de Carriles, senderos y asfalto.

Mapas y perfiles:

Dónde dormir:

  • Restaurante Ribeirinho. Situada en la calle Largo 1º de Maio / Praça República / Rua Vasco da Gama, Águeda, Aveiro, Portugal. Es un restaurante que alquila habitaciones en su parte superior. Situado a pie de río. Se come muy bien y las habitaciones están más que decentes.
  • Albergue de la Cruz Roja. C.V.P. Barato pero no deja guardar las bicicletas dentro.
  • A parte de estos dos sitios, en esta página se puede encontrar mucha más información.

Dónde comer:

  • Nosotros cenamos en el Restaurante Ribeirinho. Arriba indicado. Donde también nos alojamos.

Otra Información de interés:

 

Continua leyendo la aventura en: Día 5: Agueda – Oporto.

Camino de Santiago Portugués – Día 3: Tomar -> Rabaçal

Si has llegado aquí directamente a través de un buscador debes de saber que este artículo forma parte, junto a otros 7, de una ruta de cicloturismo muy especial que recorre el Camino de Santiago Portugués y que el inicio del relato se encuentra aquí

Camino de Santiago Portugués – Día 3

Tal como teníamos planeado, el día empezaría visitando Tomar. El día anterior no tuvimos mucho tiempo de visitar muchas cosas, así que nada más levantarnos y desayunar nos fuimos directamente al centro de información turística para que nos contaran lo que había en tomar para visitar. Y la verdad es que no defraudó, Tomar es una antigua y bella ciudad de templarios con mil rincones que conocer.

Nos planificamos el día de la siguiente forma:

  • Visita por Tomar.
  • Pedaleo de 46 km hasta Alvaiazere donde parariamos a comer en un pequeño restaurante llamado O’ Bas.
  • Pedaleo de los restantes 50 km hasta Coimbra
  • Y por último buscar alojamiento en Coimbra

Con cerca de 100km desconocidos por delante iba a ser un día duro de pedaleo.

Tomar, impresiona, empezamos visitando el Parque Nacional Mata Nacional dos Sete Montes, un lugar estupendo para pasear con tiempo y perderte entre sus parques.

Camino de Santiago Portugués - Día 3 - 6
Mata Nacional Dos Sete Montes

Nada más salir del parque nos dirigimos a otra maravilla de Tomar, el Convento Do Cristouna impresionante iglesia-castillo templario que no te puedes perder

Cómo ya habíamos gastado bastante tiempo en visitas, decidimos darnos una vuelta rápida por el centro de la ciudad para verla y empezar a pedalear en serio, él día sería duro.

Nada más visitar el centro de la ciudad, continuamos la ruta siguiendo como es normal en estas rutas la típica flecha que te lleva al destino.

Camino de Santiago Portugués - Día 3 - 25
Con estas señales es imposible perderte

Aunque la salida de Tomar estaba bien señalizada, a los pocos kilómetros ya estábamos perdidos en el asfalto, el GPS marcaba una ruta que no tenía mucho sentido y que nos metía por lugares impracticables. Por lo que no es muy aconsejable hacerle caso al track de esta ruta del kilómetro 12 al 16, y acortarlo por carretera. Aunque fueran sólo 3 kilómetros, tardamos mucho en hacerlos, y esto sumado al excesivo pero bien gastado tiempo de vista en Tomar, hizo que fuéramos muy retrasados.

Una vez en la ruta correcta, el recorrido fue uno de los mejores de todo el camino, muy bonito, con buenas vistas, pasando por lugares increíbles, pero eso si, con mucho perros, fue el día en que más tuvimos que huir de de los canes que nos querían morder los tobillos mientras corríamos con las bicis.

El almuerzo lo hicimos en una pequeña población llamada Alvaiazere, a menos de medio camino de Coimbra, por lo que ibamos bastante retrasados, pero el hambre es el hambre y había que parar, y creo que lo hicimos en el mejor lugar posible por que nos comimos un pedazo de cabrito al horno que aún lo recuerdo. El restaurante se llamaba O’ Bas, y el hombre que lo regentaba fue muy muy amable.

Aunque la comida fue fantástica, ya sabíamos que no llegaríamos a Coimbra, era demasiado tarde y había que reajustar la ruta, por lo que en vez de Coimbra, acortaríamos la ruta hasta Rabaçal, una pequeña población a pocos kilómetros de Coimbra que por lo que decían nuestros mapas, poseía una pequeño albergue (El primero que nos encontrábamos desde que salimos de Lisboa).

La ruta en general asciende hasta los 51km y en el resto predomina la bajada, por lo que después de comer tuvimos unos 11km  más de dura subida. Es la primera ruta que abandona el asfalto y se mete en bonitos bosques cerrados, cosa de agradecer después de los dos días anteriores.

Pedaleando, pedaleando llegamos a Ansião, una pequeña población donde paramos a descansar un poco de la ruta y donde nos encontramos con buena gente con la que estuvimos charlando un ratillo, donde el más joven de ellos resulto ser el alcalde.

Camino de Santiago Portugués - Día 3 - 26
En Ansião con su gente

Después de la parada, los 16 km restantes hasta Rabaçal pasaron rápidos y antes de darnos cuenta, estábamos buscando el  Albergue en nuestro destino.

Camino de Santiago Portugués - Día 3 - 27
Albergue y Museo Romano

El albergue resultó ser un centro turístico formado por el propio albergue y un museo romano con restos encontrados por los alrededores. Aunque no llegamos a Coimbra, tal como teníamos planeado, tuvimos suerte de encontrar un muy buen albergue donde alojarnos en una lugar en el que no lo teníamos planeado en un principio. Es una de las ventajas de llevar las rutas planeadas y tener preparado alojamiento en las poblaciones anterior y posterior de nuestro destino, por si nos atrasamos o adelantamos.

Camino de Santiago Portugués - Día 3 - 28
Repostando en el Albergue

Por si fuera poco, justo delante, sólo cruzando la calle encontramos lo que parecía el único bar de Rabaçal, donde se me pusieron los ojos como platos al ver la cazuela que me pusieron al pedir un arroz caldoso con pollo. Dentro de la cazuela estaba toda una gallina entera ¡¡¡ Todavía, después de tantos años, recuerdo como me puse aquella noche comiendo en Rabaçal junto a mi gran amigo Simón.

Camino de Santiago Portugués - Día 3 - 29
Gran cena en Rabaçal

Fecha:

El Camino de Santiago Portugués – Día 3 fue realizada el 3 de Noviembre de 2009

Descripción:

Camino de Santiago Portugués – Día 3 que une Tomar con la población de Rabaçal, recorriendo en total unos 77 km.

  • Circular: No. Empieza en Tomar y acaba en Rabaçal
  • Dificultad Física: Los kilometros de dias anteriores se van acumulando, y el terreno empieza a ascender, por lo que podría ser un nivel medio-alto.
  • Dificultad Técnica: Muy baja, ya que todo transcurre por pistas y carreteras muy secundarias muy fáciles de pedalear.

Mapas y perfiles:

Dónde dormir:

Rabaçal es una pequeña población de una única calle principal, donde se encuentra un centro de promoción turística junto al museo Villa Romana. Este centro está formado por un albergue y el museo donde se puede visitar los restos de una antigua e importante cantera romana de la zona. El Albergue es el único lugar donde dormir en Rabaçal.

Dónde comer:

En esta pequeña población justo delante del centro turístico existe lo que es, el único bar-restaurante de Rabaçal, no esperes lujos, pero si una comida excepcional en cantidades industriales a muy buen precio.

Otra Información de interés:

 

Continúa leyendo la aventura en: Día 4: Rabaçal – Agueda

Camino de Santiago Portugués – Día 2: Santarem -> Tomar

Si has llegado aquí directamente a través de un buscador debes de saber que este artículo forma parte, junto a otros 7, de una ruta de cicloturismo muy especial que recorre el Camino de Santiago Portugués y que el inicio del relato se encuentra aquí

Camino de Santiago Portugués – Día 2

El día anterior, después de los 103 km, no nos quedaron muchas fuerzas para ver algo de Santarem, así que este segundo día empezaría, después del desayuno en el hotel, haciendo un poco de turismo por la ciudad antes de salir con dirección Tomar.

Nos planificamos el día de la siguiente forma:

  • Visita por Santarem.
  • Pedaleo de 40 km hasta Golega donde comeriamos y descansariamos un rato.
  • Pedaleo de los restantes 31km hasta Tomar.
  • Y por último buscar alojamiento e información turística en Tomar.

Santarem, es bonito, es una ciudad en alto con buenas vistas y algunas plazitas preciosas con bonitas fachadas de iglesias y callecitas típicas portuguesas. Todo adornado por el paso del río Tajo.

Una de las cosas que más nos gustaron fue el parque Portas do Sol desde el que se divisan fantásticas vistas del Tajo, así como la plaza donde se encuentra la catedral de Santarem o Iglesia de nuestra Señora de la Concepción.

Una vez visto Santarem, decidimos empezar a pedalear en dirección Golega, nos esperaban por delante unos 40 km antes de almorzar.

La salida de Santarem fue un tanto confusa, ya que la ruta que llevábamos en el GPS nos marcaba caminos antiguos por los que nos resultaba imposible descender, al final tuvimos que improvisar un poco y bajar por unas estructuras de hormigón a modo de caminos que daban soporte al terreno en el que se levanta Santarem. Una vez que bajamos, no nos fue difícil encontrar el camino correcto y continuar. Esta vez sin asfalto.

Después de los 103 km del día anterior, 40 no eran tantos, así que antes de darnos cuenta estábamos en Golega con un hambre de mil demonios.

Golega, también conocida como La Capital del Caballo es una pequeña villa portuguesa con bonitas casas antiguas en la entrada ( ahora museos) en donde se celebra la Feria Nacional del Caballo.

Almorzamos en una pequeña plaza, al lado de la estación de Taxi, Junto a una bonita iglesia a la sombra de unos árboles en el Bar-restaurante Cafe Central, donde cogimos fuerza para continuar con la ruta. En este Bar comimos bien, aunque no fue nada de otro mundo.

La ruta en general hasta el kilómetro 47 continúa, al igual que el día anterior, totalmente plana, casi nada de pendiente, circulando entre pistas y carreteras muy secundarias. Pero del km 47 al 62 la ruta abandona el asfalto  y pasa a unos carriles con bastantes cuestas que se pueden hacer duras con las alforjas. Además sin GPS o buenos mapas de esta parte será fácil perderse por la multitud de carriles de la zona,  pero una vez pasada, nos quedarán unos cuantos kilómetros sin muchos problemas para llegar a Tomar, buscar alojamiento y cenar debidamente.

Una vez en Tomar fuimos directamente para uno de los Hostales que teníamos apuntados en la lista de posibles lugares para dormir: Residencial Luz situado en la calle Rua Serpa Pinto. El lugar resulto ser un hostal sencillo, barato y con el punto a favor de que nos dejaron meter las bicis dentro, en una especie de patio interior bajo llave.

Y como siempre, a comer en condiciones antes de irse a la cama

Camino de Santiago Portugués - Día 2 - 11
Pedazo de sopa calentita “bien cargá” para reponer fuerzas

La mañana del día siguiente la dedicaríamos a visitar Tomar, ciudad de Templarios.

Por ahora, en los dos días recorridos la ruta realizada dista mucho de la típica imagen de un camino de santiago entre bosques espesos bordeando ríos. Para nuestro gusto seguimos teniendo demasiado asfalto, aunque sean carreteras muy secundarias y cómodas de pedalear.

Fecha:

El Camino de Santiago Portugués – Día 2 fue realizado el 2 de Noviembre de 2009

Descripción:

Camino de Santiago Portugués – Día 2 que une Santarem con la población de Tomar, pasando por Golega, recorriendo en total unos 71 km.

  • Circular: No. Empieza en Santarem y acaba en Tomar
  • Dificultad Física: Teniendo en cuenta los kilómetros del día anterior, se puede decir que es un gran esfuerzo, aunque no imposible de realizar.
  • Dificultad Técnica: Muy baja, ya que todo transcurre por pistas y carreteras muy secundarias muy fáciles de pedalear y sin pendiente excepto los 15 km mencionados.

Mapas y perfiles:

Dónde dormir:

En Tomar nos alojamos en el Residencial Luz situado en la calle Rua Serpa Pinto. Esta formado por varias casas antiguas unidas con un pequeño patio interior, no fue nada del otro mundo, aunque pudimos guardar las bicis bajo llave.

Dónde comer:

Conforme nos vamos alejando de las zonas turísticas, y nos adentramos en el interior de Portugal vemos como los precios bajan y la calidad de la comida sube. En concreto Tomar, tiene mil lugares donde comer estupendamente. Aún así, aquí tenéis una pequeña lista de lugares recomendados.

Otra Información de interés:

 

Continúa leyendo la aventura: Día 3: Tomar – Rabaçal

Camino de Santiago Portugués – Día 1: Lisboa -> Santarem

Si has llegado aquí directamente a través de un buscador debes de saber que este artículo forma parte, junto a otros 7, de una ruta de cicloturismo muy especial que recorre el Camino de Santiago Portugués y que el inicio del relato se encuentra aquí

Camino de Santiago Portugués – Día 1

La verdad es que nunca olvidaré el momento en que llegamos a Lisboa después de una noche de bus no muy buena pero con unas ganas locas de empezar la aventura por el Camino de Santiago.

Teníamos 8 días por delante para intentar llegar a Santiago de Compostela, y digo intentar porque íbamos muy justos de tiempo y si queríamos llegar deberíamos hacer muchos kilómetros cada día. Así que nada más llegar a la estación montamos la bici y salimos de la estación con destino a la plaza de Dom Pedro IV  lugar donde comenzaría la ruta.

Si queríamos llegar a Santiago,  el primer día deberíamos llegar a Santarem pasando por Azambuja,  lo cual implicaba hacer hacer unos 103 km. Después de esto las rutas serían más asequibles.

Aunque el primer día fue uno de los que más kilómetros hicimos, no fue una ruta muy bonita y es que para salir de Lisboa hay que cruzar carreteras y más carretas, junto a polígonos industriales, autovías y muchas vías de tren, por lo que el recorrido no fue el mejor del mundo: 90% de asfalto 10% de pista para el primer día, fue demasiado asfalto para la imagen de camino de santiago que todos tenemos en mente.

Camino de Santiago Portugués - Día 1 - 4
Pedaleando hacia Santarem por un carril bici al lado del río Tajo

Eso sí, es todo plano,  quitando una super cuesta para subir a Santarem, todo lo demás tiene un desnivel de unos 10 m en 100 km ¡¡ por lo que los 103 km se hacen asequibles a pesar de ser muchos kilómetros.

Camino de Santiago Portugués - Día 1 - 5
Llegando a Santarem

Después de tantos kilómetros, Santarem nos esperaba con una tremenda cuesta que nos hizo gastar las ultimas fuerzas del día, aunque el esfuerzo mereció la pena, Santarem estaba bastante chulo. Una vez allí tocaba buscar alojamiento de entre la lista que llevábamos apuntados, al final nos alojamos en un hotelito con buena pinta, que no era de los más baratos, pero estaba muy bien, iba con el desayuno incluido y además podíamos guardar las bicis bajo llave. Ya en el hotel tocaba descansar, al día siguiente empezariamos el día de turismo por Santarem.

Fecha:

El camino de Santiago Portugués – Día 1  fue realizado el 1 de Noviembre de 2009

Descripción:

Camino de Santiago Portugués – Día 1 que une Lisboa con la población de Santarem recorriendo un total de unos 103 km.

  • Circular: No. Empieza en Lisboa (Plaza de Dom Pedro IV) y acaba en Santarem
  • Dificultad Física: Media-Alta. Debido a la cantidad de Kilómetros. No por otras razones
  • Dificultad Técnica: Cero patatero. Todo carriles y asfalto.

Mapas y perfiles:

Cómo llegar:

Aunque hay mil formas de llegar a Lisboa, nosotros lo hicimos en Bus desde Madrid hasta la estación de Sete Rios, donde montamos las bicis y bajamos hasta la plaza de Dom Pedro IV  donde empezaba oficialmente la ruta.

Dónde dormir:

Salimos de Madrid sobre las 22:00 y llegamos a Lisboa sobre las 6:00 para empezar a pedalear, por lo que no llegamos a hacer noche en Lisboa.

En Santarem nos alojamos en el Hotel Alfageme que se encuentra en la Avda.  Bernardo Santareno 38. Estuvo bastante bien, y aunque no nos dejaron guardar las bicis en la habitación, nos permitieron guardarlas bajo llave en un almacén del Hotel.

Dónde comer:

Con el fin de no gastar más de la cuenta, planeamos llevar comida en las alforjas para el primer día, y así lo hicimos, por lo que almorzamos en un parking de un supermercado a pie de carretera. Perdimos la oportunidad de comernos un buen plato portugués.

Después de los 103 kilómetros pasamos de comer lo que nos quedaba en las alforjas y nos fuimos a un centro comercial donde nos pusieron una especie de sopa de ajo que estaba tremenda.

Otra Información de interés:

 

Continúa leyendo la aventura: Día 2 Santarem-Tomar