Tag Archives: cicloturismo

Vía Algarviana: Equipamiento necesario

Que llevar para completar con éxito la vía algarviana?

Uno de los puntos que más influyen en el éxito final de una ruta de cicloturismo es el peso que transportamos. Y en el caso de la vía algarviana, este punto cobra una especial importancia debido a los grandes desniveles a cubrir. Es una ruta dura.

Dada la experiencia de otros viajes y el complicado perfil de la ruta, la idea desde el principio fue bastante clara: llevar en las alforjas menos de lo necesario. Cada kilo de más se notará en las cuestas.

Así que intentando minimizar los kilos, decidí no llevar tienda de campaña, ni colchón, ni comida ni utensilios para prepararla. Sólo ropa, herramientas y lo necesario para grabar la ruta para el blog.  Por lo que usaría el hospedaje local y restaurantes recomendados en la página oficial.

Pensé en llevar únicamente una mochila con todo, pero personalmente me es muy incómodo llevarla tantas horas puesta, y  otras veces que he optado por esta opción, he acabado con los hombros y el cuello doloridos. Así como exceso de sudor en la espalda.

Aún así, la mochila sería una buena opción para esta ruta tan accidentada, si para vosotros no es un problema.

Quedando la lista así:

Equipamiento:

  • Por supuesto, mi bici Trek 920 Disc. Una maravilla del cicloturismo. No se necesita nada más para recorrer el mundo.
equipamiento_algarviana
Trek 920 Disc en el Cabo San Vicente
  • Alforjas: Ortilieb Classic. Para mí son las mejores, cuestan dinero, pero duran para toda la vida. Después de varios viajes están como el primer día. Impermeables al 120% y super-mega-hiper robustas. Además se acoplan y desacoplan de la bici de forma cómoda y rápida.
equipamiento_algarviana_2
Alforjas Ortilieb Classic
  • Alforja de manillar: Ortilieb 6 ultimate. Para llevar lo más necesario a mano. Móvil, Cártera, llaves, etc… Lo mejor: Una vez anclada al manillar, no se mueve nada y no molesta. Me ha sorprendido el sistema tan bueno de anclaje que lleva. Totalmente impermeable y admite portamapas donde llevaba los perfiles de cada etapa. Lo peor: No lleva compartimentos por dentro, sólo una bolsita. Por lo que cuesta, ya podrían haberle puesto unos separadores.
equipamiento_algarviana_3
Ortilieb Ultimate 6
  • Ropa MTB: 2 culots, 2 maillots de manga corta y uno de manga larga, chaqueta corta vientos,  par de calzetines por día, zapatillas de MTB, casco… ( todo lo necesario, ya depende de cada uno). Al llevar sólo 2 conjuntos para 5 días, tuve que lavarlos a mitad del camino, en Silves, para no llegar al Cabo de San Vicente oliendo a perro mojado.
  • Ropa Calle: un pantalón corto, 2 camisetas de manga corta  y calzado para andar.
  • GPS: Garmin Etrex 30x con los tracks de la página oficial cargados. Para mi, uno de los mejores GPS del mercado para senderismo y mtb. Lo mejor: fiabilidad, funciona a pilas (y no a batería) y calidad de la señal GPS.
equipamiento algarviana 4
Garmin Etrex 30x
  • Material de Aseo: 1 Toalla pequeña, y un pequeño neceser.
  • Herramientas: Las básicas de la bici. (cámaras, parches, bomba, aceite cadena, etc…)

Al final de la ruta quedé bastante satisfecho con mi equipaje, ya que usé todo lo que llevé y no eché muchas cosas en falta. Llevaba justo lo necesario (Es la primera vez que me pasa, siempre suelo llevar cosas que al final del viaje no he usado).

Al decir verdad, hubo una pequeña cosa que eché en falta y que no volverá a faltar en mi lista de equipamiento de cicloturismo: Se trata del pequeño adaptador para poder inflar las ruedas con válvulas presta (las finas) en las gasolineras. Durante la vía algarviana pinché y no pude inflarla con el compresor de las gasolineras por no tener este adaptador.

equipamiento_algarviana_4
Adaptadores  válvula Presta-schrader

Y para concluir sólo te diría que, si te animas a recorrer la vía algarviana, lo principal es que lleves lo mínimo. Hay pendientes muy pronunciadas, y en las cuestas, sobra todo.

Vía Algarviana: Cicloturismo por Portugal

La vía algarviana es una gran ruta desconocida y escondida en lo más profundo del algarve. Es una antigua vía mozárabe usada por peregrinos que viajaban desde Mértola hasta el Cabo San Vicente. La ruta recorre el sur de Portugal de Este a Oeste. Desde Alcoutim, en la frontera con España, hasta el Cabo de San Vicente.

Recorriéndola podrás disfrutar de la desconocida sierra del algarve portugués, llena de pequeñas poblaciones con mucho encanto y amables personas cuyo único fin es hacerte engordar a base de ricas comidas con productos naturales y porciones exageradas.

Y es que no me canso de decirlo: en Portugal se come muy, pero que muy bien.

La ruta:

La vía algarviana es el Camino de Santiago del algarve. Es un trazado que discurre al 100% por caminos rurales y senderos, pisando rara vez asfalto. Discurre en su totalidad por el Sendero de Gran recorrido GR13.

Está pensada para hacerla a pie en 14 etapas y no es totalmente ciclable. Hay tramos en los que tendrás que bajarte de la bici y empujarla o echártela al hombro para poder continuar. Pero esto será en raras ocasiones y en la mayoría de los casos con un poco de habilidad podrás continuar sin bajarte de la bici.

La vía algarviana forma parte de la riqueza turística del algarve y los portugueses han sabido sacarle provecho. Esta promocionada por el gobierno. Muy bien señalizada y mantenida, es casi imposible perderse, sólo hay que seguir las marcas. Dispone de un pasaporte que te van sellando en todos los sectores, y si los coleccionas todos incluso te mandan a casa un regalo. En la página oficial tienes toda la información ( en portugués e inglés), así como los tracks y guías totalmente gratis. Además hay aldeas y pequeñas poblaciones que viven prácticamente de esto, ofreciendo alojamientos y comidas a los viajeros.

Éstas son los 14 sectores previstos a pie, de los cuales la página oficial los agrupa en 5 etapas si realizas el camino en mtb:

  • Etapa 1 – 58.8 km
    • Sector 1 – Alcoutim » Balurcos 24,20 km
    • Sector 2 – Balurcos » Furnazinhas 14,30 km
    • Sector 3 – Furnazinhas » Vaqueiros 20,30 km
  • Etapa 2 – 58.8 km
    • Sector 4 – Vaqueiros » Cachopo 14,88 km
    • Sector 5 – Cachopo » Barranco do Velho 29,10 km
    • Sector 6 – Barranco do Velho » Salir 14,90 km
  • Etapa 3 – 63.1 km
    • Sector 7 – Salir » Alte 16,20 km
    • Sector 8 – Alte » Messines 19,30 km
    • Sector 9 – Messines » Silves 27,60 km
  • Etapa 4 – 43.3 km
    • Setor 10 – Silves » Monchique 28,60 km
    • Sector 11 – Monchique » Marmelete 14,70 km
  • Etapa 5 – 77.8 km
    • Sector 12 – Marmelete » Bensafrim 30,00 km
    • Sector 13 – Bensafrim » Vila do Bispo 30,19 km
    • Sector 14 – Vila do Bispo » Sagres 17,65 km
algarviana-1
Vía Algarviana al completo

Aunque a priori, puedan parecer etapas asequibles para realizarlas en bici, a la hora de la verdad te encontrarás con etapas muy complicadas con bastante desnivel acumulado y bajo terreno complicado, que harán que sudes cada kilómetro que avances.

La página oficial avisa de su dureza y comenta que el agrupamiento en 5 días se debe más a una distribución aritmética que lógica. Lo razonables es hacerla en 7 o más días.

Para poder meterte por los caminos de la vía algarviana necesitarás como mínimo una bici con neumáticos de montaña. Y si tu bici tiene suspensión delantera mejor que mejor. El recorrido es totalmente de mountain bike, no esperes pasear plácidamente pedaleando a un ritmo relajado. Es un recorrido duro y exigente. Y necesitarás una maquina acorde al camino.

Iluso de mi, pensaba que podría hacerla en 5 días, tal como está planeada, pero a los 20 km de la salida, ya sabía que no llegaría al destino final de etapa al ritmo que llevaba. Tardé en hacer 25km unas 3 horas y media. Y el plan para el primer día eran casi 60km, por lo que un calculo rápido a esa velocidad me decía que cuando llegara a final de etapa sería de noche y posiblemente con todo cerrado.

Así que, replanifiqué los recorridos para realizar las partes más duras por carreteras secundarias paralelas a la ruta y visitando las mismas poblaciones. De esta forma llegaba a una hora prudente a los destinos para buscar alojamiento y hacer un poco de turismo. Todo no iba a ser pedalear en este viaje.

Es verdad que en el mismo segundo en que decidí cambiar la ruta para coger algo de asfalto dejó de ser la vía algarviana estrictamente hablando. Pero a cambio he disfrutado del viaje, me ha dado tiempo  a conocer a otros viajeros, hacer turismo, comer muy bien, y a conocer y vivir todo lo que he visto más profundamente. Ahh… y por supuesto, a llegar al Cabo San Vicente. Sin esos trozos de asfalto no podría haber llegado en 5 días al final de la ruta.

Al final, ha dejado de ser la vía algarviana para convertirse en el viaje de Senkabi cruzando el algarve a mi manera. Pero a que manera ¡¡

algarviana-2
Inicio de la Ruta Algarviana en Alcoutim

Próximamente, iré colgando todos los detalles de cada etapa donde se podrá ver y comparar el trazado original de la vía algarviana con el finalmente realizado por mi. Y os podréis descargar ambos.

Para acabar, os diré que es una ruta con mucho encanto, las personas que te encontrarás serán hospitalarias, recorrerás bonitos paisajes, con buenas vistas y como he dicho antes, la comida estará riquísima. Así que os la recomiendo totalmente, tanto a pie, en bici o como podáis.

Fecha:

La ruta fue realizada en septiembre de 2016

Descripción:

Ruta de cicloturismo de 5 días de duración viajando por la Vía Algarviana, que cruza el todo el Algarve de Este a Oeste, desde Alcoutim al Cabo San Vicente, pedaleando en total unos 270 kms. Recorre un sinfín de pequeñas poblaciones y aldeas, entre las que destacan: Vaqueiros, Salir, Silves, Monchique, Marmelete y Vila do Obispo  hasta llegar al Cabo San Vicente.

En general es una magnífica ruta que me ha dejado un muy buen sabor después de haberla hecho y que me ha permitido conocer toda la serranía del Algarve, que es al menos, tan rica y bonita como su costa.

Próximamente iré detallando cada una de las cinco etapas.

Etapas:

  • Día 1: Alcoutim – Vaqueiros (57 km)
  • Día 2: Vaqueiros – Salir (55 km)
  • Día 3: Salir – Silves (41 km)
  • Día 4: Silves – Marmelete (49 km)
  • Día 5: Marmelete- Cabo San Vicente  (69 km)

Recomendaciones Generales:

  • El sentido en el que se realiza la ruta es importante. Conviene hacerla desde Alcoutim hasta el Cabo San Vicente o sufrirás mucho, mucho, mucho. En especial tener que subir el barranco do Velho, no se lo deseo a ni al peor de mis enemigos.
  • Aunque en la página oficial digan que en 5 días se puede realizar la ruta en mtb, os recomiendo encarecidamente que os lo toméis con más calma y en mi opinión con 7 días de ruta se disfrutaría mucho más.
  • Preparar el viaje con antelación:
    • Ajustar los días a tu ruta, mirando las poblaciones por las que pasas y asegurándote que hay lugares donde comer y dormir. Casí todas las pequeñas poblaciones por las que pasarás no tienen ni una pequeña tienda donde comprar fruta o agua.
    • Hacer un chek list con las cosas que tienes pensado llevarte e ir tachándolas al echarlas a las alforjas para que no se olvide nada.
  • Hacerla en la época del año correcta: Aunque estas rutas largas se hacen cuando se pueden, es conveniente hacerlas en la época del año adecuada. En mi caso,  a principios de septiembre  ha resultado ser una buena fecha por que todavía los días son bastantes largos y no hace tanto frío como para cargar con ropa de abrigo y permite ir más ligero de equipaje. Además la ruta ya es dura por si sola y no hace falta añadirle agua y barro a las exageradas pendientes que te encontrarás.
  • Prepara bien la vuelta a Alcoutim. Hay muchas opciones pero con pocos horarios disponibles.
  • Llevar lo mínimo indispensable, cada kilo de más se nota. asegúrate que llevas sólo lo que vas a usar.
  • Si todavía no tienes unas alforjas, y tienes que comprártelas  merece la pena gastar un poco más al principio en algo de calidad. Durante el viaje se nota.
  • Siempre es bueno llevar un diario de abordo por si años más tarde te da por escribir un blog y quieres recordar curiosidades del viaje.

Entrevista a Jesús Marrufo de Historias de un Alforjero

Hace poco, “bicheando” por internet, conocí a Historias de un Alforjero y al “loco” que está trás este blog de cicloturismo. Se trata de Jesús Marrufo, y daba la casualidad de que vivimos bastante cerca. Desde el primer momento tuve la curiosidad por conocer la motivación de Jesús al realizar sus rutas, como las preparaba, por qué sólo grandes rutas, etc… Y es que Jesús es un clicloturista experimentado: cuenta a sus espaldas, o más bien, en sus piernas con la experiencia de haber completado pedaleando la Vía Augusta, Transandalus, Vía de la Plata, Transmurciana y el Camino del Cid.

Así que con este curriculum y teniéndolo cerca de casa no pude resistirme a saciar mi curiosidad, compartir experiencias cicloturistas y, por supuesto, compartirlo contigo:

Marrufo bit
Jesús Marrufo en la TransAndalus

 

[SenKaBi] ¿Cómo nace Historias de un Alforjero?

[JesúsMarrufo] Historias de un Alforjero nace en 2010 cuando trabajando en la Línea de la Concepción y viviendo en Rota decidí un día ir a trabajar en bici. No tenía mucha idea de donde me metía y tampoco si podría hacerlo, pero al final la ruta salió bien y poco a poco fui incrementando la distancia y probando rutas nuevas… hasta ahora.

El blog nació a modo de diario. Todo empezó en Facebook con intención de compartir mis experiencias, luego me pasé a blogger y ahora estoy usando WordPress en la última versión del blog. Intento que el blog se centré más en las experiencias vividas que en la ruta en sí. La intención es que sea más un diario que una guía de viaje.

[SKB] ¿Por qué te llaman tanto la atención las grandes rutas?

[JM] Porque a mi lo que me motiva es el viaje en sí en bicicleta. Proponerme una meta y alcanzarla,  hacer amigos  y conocer lugares nuevos. Además, viajando en bicicleta te ayuda a conocer realmente las ciudades que visitas, te fuerza a interactuar más con las personas, te abres más y disfrutas tanto de las ciudades y pueblos como del camino en sí. Es una forma diferente de viajar.

“Viajando en bicicleta disfrutas tanto el camino como las poblaciones que visitas

[SKB] ¿Has viajado sólo alguna vez o sueles ir acompañado?

[JM] He probado las dos cosas y puedo decir que son dos formas de viajar muy diferentes y buenas al mismo tiempo. Empecé viajando sólo, pero un año le regalé a mi padre por reyes un viaje en bici. La ruta de la parte de la Transandalus por Huelva fue la primera que hicimos juntos. Ese viaje fue muy especial para mi. Desde entonces el me acompaña cuando puede.

Viajando sólo puedes desconectar, no tienes que estar pendiente de otras personas y te fuerza a relacionarte más con otras personas. Mientras que viajando acompañado el camino se hace más entretenido y compartes las experiencias.

Marrufo padre
Jesús Marrufo con su padre de viaje cicloturista

“Viajando solo, tu tienes la culpa de todo y el acierto de todo. Para bien y para mal sólo estás tu.

[SKB] ¿Cómo sueles viajar? ¿En plan hotel, camping, vivac, llevas tu propia comida?

[JM] Yo empecé viajando utilizando hoteles, hostales y pensiones, luego probé la tienda de campaña (que siempre tiene su puntito de aventura) y últimamente estoy probando las redes tipo warmshower que me están gustando mucho por que viajas con menos peso y te ayuda a conocer gente nueva. De todas las opciones de este tipo que podemos encontrar en internet, la que más me me gusta es warmshower por su carácter mundial y estar muy orientada al cicloturismo.

“Me gusta WarmShower por que te ayuda conocer gente nueva

[SKB] ¿Cómo planificas este tipo de rutas tan largas?

[JM] Me gusta planear poco, lo justo para completar la ruta. Lo que es el track con el GPS si lo preparo con 3 o 4 meses antes y lo disfruto, es parte del viaje. Sin embargo, no me gusta buscar información de otras vivencias por que no me gusta ir condicionado. Me gusta ir libre y con la mente abierta a lo que vaya saliendo.

[SKB] De todas las rutas que has completado, ¿tienes alguna preferida?

[JM] Ummm…. no lo se. No tengo una ruta preferida, sino muchos momentos inolvidables. Por ejemplo: la parte de Huelva fue especial por ser el primer viaje con mi padre; la vía de la plata fueron los primeros 1200 kms pedaleando solo… y cada ruta tiene su parte positiva y su parte negativa y me gusta quedarme con los momentos vividos. Como una vez en Granada, por las alpujarras, tuve que subir un barranco desmontando la bici a piezas, subirla una a una y luego volver a montarla por que era imposible subir.

[SKB] ¿Que equipamiento llevas?

[JM] Después de tantos viajes llevamos las alforjas con lo mínimo, GPS y la caseta. En la próxima ruta ya tenemos pensado llevarnos un hornillo y las cosillas necesarias para cocinar.

“El truco para preparar las alforjas es dejar todos los “por si” en casa. Son kilos de más que después no usas.

[SKB] ¿Que tienes en mente ahora?

[JM] Ahora mismo estoy intentando dar la vuelta a España uniendo todos mis viajes realizados. El proyecto se llama Uniendo cabos y la idea es la unir todos tracks que hemos realizado de manera que siguiéndolos puedas dar la vuelta a España usando los caminos de gran recorrido que tenemos.

Ya tengo realizada la Transandalus por Andalucía. Con la Transmurciana y el Camino del Cid he trazado todo el levante español y con la vía de la plata he unido Santiago de Compostela con Andalucía. Por lo que sólo me quedaría el camino de Santiago y la transpirenaica para completar la vuelta.

“Mi idea es trazar la vuelta a España a través de mis viajes.

Y en eso estoy. El siguiente objetivo es realizar la Transpirenaica y ya lo estamos preparando.

Marrufo mapa
Proyecto Uniendo Cabos. Rodeando España en bici by Jesús Marrufo

[SKB] ¿Y por último, qué le dirías a alguien que quiere iniciarse en el cicloturismo?

[JM] Puede parecer típico, pero le animaría a dejar las excusas a un lado y a lanzarse sin más. No necesitamos mucho para disfrutar de esta modalidad. Que comience con algún viaje personal, un amigo que vive a 100 km?, una ciudad monumental que tengas cerca? . Seguro que existe, fuera escusas y carga las alforjas con ilusiones.

No tengas prisa por llegar disfruta de cada pedaleada y de cada minuto de descanso.

Conoce lo que te rodea disfrutando del momento, alarga tu llegada y no te obsesiones con la meta. Esa meta siempre estará ahí. Los sentimientos que te produzca el camino y los buenos momentos de un viaje alforjero son únicos e irrecuperables pero sin dudas INOLVIDABLES.

Cero excusas¡¡  A por las alforjas

 

 

Cómo arreglar la colchoneta Trangoworld Skin Micro Lite

La Skin Micro Lite de la marca TrangoWorld es una de las mejores colchonetas para realizar rutas de varios días de senderismo, kayak y mountain bike por su reducido peso, escasas dimensiones al ser plegada y su gran poder aislante. La puedes llevar en la mochila, en un tambucho o dentro de las alforjas sin ningún problema. Incluso existen dos medidas: una de largo 1.85m y otra de 1.20m, que sólo cubre hasta las caderas, dejando fuera las piernas, pero que reduce considerablemente el peso.

Sin duda la colchoneta Skin Micro Lite será tu colchoneta ideal si buscas un aislante de calidad que pese poco, ocupe poco espacio y tenga una buena relación precio/calidad.

Skin Micro Lite 2
Características de la Skin Micro Lite versión larga

Skin Micro Lite 1.85m:

  • Largo: 1.85m
  • Ancho: 50cm
  • Grosor: 3cm
  • Peso: 540gr
  • Super compacta una vez recogida. Sólo que da un cilindro de 27cm de largo x14 cm de diámetro
  • Gran Resistencia térmica (Capacidad Aislante): 0.6m²K/W
  • Ofrece un gran confort. Realmente es muy cómoda.Puedes dormir y descansar en ella bastante bien.
  • Silueta de momia
  • La capa superior es antideslizante. Permite que no aparezcas al día siguiente fuera de la colchoneta.
  • Aunque el fabricante diga que es autohinchable, no es cierto. Necesita ser hinchada soplando. Aunque tampoco es algo dramático. Está lista en poco tiempo.
  • El tejido tiene cierta elasticidad y la espuma interior es de bastante calidad ofreciendo bastante comodidad.
  • Válvula de hinchado estanca.
  • Y viene con una práctica bolsita donde guardarla.
  • Precio:  48€

Skin Micro Lite 1.2m:

  • Largo: 1.2m
  • Ancho: 50cm
  • Grosor: 3cm
  • Super compacta una vez recogida. Sólo que da un cilindro de 27cm de largo x12 cm de diámetro.
  • Peso: 370gr
  • Y con las mismas características que el modelo largo.
  • Precio: 37€
Skin Micro Lite 1
En casa usamos 4 Skin Micro Lite

Pero no se puede tener todo por menos de 50€ y es que esta gran colchoneta tiene la desventaja de que es demasiado frágil. Se pincha con gran facilidad. De hecho, la que usé para un viaje de dos días en kayak y se pinchó con una pequeña ramita durmiendo en una playa, teniendo que dormir el resto de la noche en el suelo. Duró 2 noches durmiendo en caseta y una noche fuera de ella.  Y leyendo opiniones por internet veo que no soy el único.

Sin duda, la Skin Micro Lite está pensada para usarla dentro de una tienda de campaña. Si quieres usarla fuera deberías usar algún protector y colocar la colchoneta encima, además de tener especial cuidado de revisar el suelo antes de colocarla.

Pero no te preocupes, por que en Senkabi te vamos a mostrar como se puede arreglar un pinchazo en esta fantástica colchoneta para que puedas seguir usándola con normalidad.

La verdad es que quedé un poco desilusionado cuando se pinchó. Considero que TrangoWorld es una gran marca y que debería hacer productos de calidad. Así que me puse en contactos con ellos escribiéndoles una queja por la fragilidad de su producto y la imposibilidad de arreglarla al no encontrar ninguna solución por internet. Cual fue mi sorpresa que al poco tiempo tenía un mensaje de disculpa de uno de los jefazos de TrangoWorld y me enviaron a casa y totalmente gratis un pack de parches para poder arreglarla.

Skin Micro Lite 3
Kit de reparación Skin-Mat para la Skin Micro Lite

Estas soluciones y este modo de actuar sólo lo dan las grandes marcas y TrangoWorld a partir de ese momento fue una de mis marcas preferidas por dar una solución personalizada a mi problema.

Comentaros que en su página podéis encontrar está colchoneta y muchas otras de calidad superior mucho más fuertes, eso sí, a un precio mucho mayor.

Básicamente, lo que me enviaron era una pequeña bolsa con varios parches del mismo material del que está fabricada la colchoneta con una especie de pegamento por una cara que se activa a altas temperaturas y todo acompañado de sus respectivas instrucciones en varios idiomas.

Contenido del sobre
Contenido del kit

Entonces, ¿como podemos arreglar nuestra colchoneta Skin Micro Lite? a continuación de lo explicamos:

Skin Micro Lite 5
Instrucciones de uso
  1. En la bolsa vienen varios parches grandes. Tenemos que recortar uno a la medida que necesitemos de forma circular. La forma circular es necesaria para que no queden esquinas por la que el parche se pueda despegar.

    Skin Micro Lite 6
    Detalle del pinchazo y parche que he utilizado
  2. Calentar la plancha a temperatura de Algodón.
  3. Mientras se calienta la plancha ponemos la colchoneta desinflada encima de una superficie plana ( La tabla de planchar) e intentamos que no tenga muchas arrugas la zona afectada donde pondremos el parche.
  4. Despegamos la lámina protectora del parche y lo situamos en la zona afectada
  5. Con alguna prenda de algodón entre la plancha y el parche, planchamos el parche durante unos segundos (30-45) para que se caliente el pegamento y haga efecto.
  6. Quitamos la prenda de algodón y comprobamos que se ha pegado correctamente. Siempre se puede repetir la operación  hasta que se quede totalmente pegado.
  7. Dejamos enfriar unos 15 min. y listo ¡¡¡

    Skin Micro Lite 7
    Listo ¡¡ Un problema menos

Si al hincharla vemos que se escapa el aire, podemos volver a aplicar calor con la plancha para que el parche se pegue mejor.

Recuerda que siempre debes utilizar alguna prenda de algodón en medio, no aplicar la plancha directamente a la colchoneta.

Por último añadir que todo este proceso es una solución permanente al problema. Si queremos tener una solución de emergencia siempre podemos sellar el pinchazo con alguna cinta adhesiva y podremos por lo menos dormir esa noche.

Espero que os sirva de ayuda y podáis reparar vuestra colchoneta Skin Micro Lite.

Y por supuesto no os olvidéis comentar vuestras opiniones de esta gran colchoneta.

Thule EuroWay G2 921

Después de muchos años transportando bicicletas de aquí para allá, y después de haber probado todas las formas posibles de transporte, me gustaría dedicar esta entrada a la que para mi ha sido la mejor solución a este problema, el Portabicis Thule EuroWay G2 921

w_euroway

Como casi todos, empecé metiendo la bicicleta dentro del coche, sin duda era lo más cómodo y barato, sólo había que reclinar los asientos y !! pa’ dentro ¡¡ Pero claro, los problemas venían en esos días de invierno con la bici llena de barro hasta las trancas, o esa cadena llena de grasa mugrienta convertía nuestra querida tapicería de nuestro coche en un asqueroso lodazal. En mi caso he llegado a manchar de barro y grasa todos los asientos de mi coche, e incluso durante algún tiempo, tuve una bonita huella de mi neumático estampada en la tapicería del techo. Y por supuesto todo esto contando que viajaras solo, si tenías que meter más de una bici y a la vez meter a algún acompañante de más ya era imposible.

Además llevar la bicicleta dentro, no es sinónimo de seguridad, es más, te pueden llegar a multar por llevarla dentro del coche si no está bien asegurada, ya que en el caso de un accidente o un frenazo brusco, la bici puede salir despedida hacia delante y convertir un simple frenazo en un gran accidente:

Así que evolucioné hacía los soportes para bicicletas que van colgado del maletero. Las ventajas eran claras: no más barro y suciedad dentro del coche, no era necesario reclinar los asientos, por  lo que podías transportar a más amigos y podías llevar hasta 3 bicicletas ( en mi caso). Pero claro, también había problemas: Era incomodo de instalar y desinstalar, tenía que estar tensando las correas continuamente y para un trayecto corto , no merecía mucho la pena, ya que tenías que instalarlo en el maletero, tensarlo muy bien, luego colgar las bicis, partir al lugar de inicio de la ruta y como no me fiaba dejarlo puesto por si alguien lo robaba, lo desinstalaba y lo metía en el maletero. Luego al terminar la ruta, había que volver a instalarlo y en casa volver a quitarlo. Total, si la ruta era corta era tal el coñazo, que al final siempre acababa metiendo la bici en el coche por tal de no tener que andar instalando y desisntalando el porta bicis. Y si la ruta era larga tenía que parar cada cierto tiempo para volver a tensar las cinchas de ajuste. Además  se movía mucho y no me fiaba mucho de este sistema. Y por si fuera poco, con el paso del tiempo, los coches suelen acabar arañados por mucha protección que traigan. En mi caso en un viaje de más de 600km para hacer una ruta por Portugal con un amigo, el pedal de mi bici fue golpeado el coche de Madrid a Portugal y cuando me di cuenta de tanto golpear la chapa casi la había agujereado.

Así que, lo que he sacado de estos dos sistemas de transporte ha sido ensuciar el coche por dentro con barro y grasa, y arañarlo y maltratarlo por fuera. Eso sí, la inversión económica había sido casi nula.

Después de la tortura del portabais colgado del maletero, tenía claro cual sería mi siguiente opción: Un portabicicletas de techo, pero la cosa ya se ponía sería: necesitaba baca + portabicis. Y esto ya era un dinero curioso. Así que antes de comprarlo estuve hablando con varios amigos y dos de ellos cambiaron mi positiva perspectiva de estos productos. El primero de ellos, al no ser una costumbre llevar la bici arriba del coche, es algo esporádico, al pasar por un peaje se despistó y no se dio cuenta de la altura y su bici se comió uno de los avisos de altura máxima que existen, por lo que su bici y el coche sufrieron grandes desperfectos.

Y al otro, después de una dura prueba de MTB por la sierra de Guadarrama, y bastante cansado, no ató la bici lo suficientemente bien, y se le cayó cuando iba por la A6 de regreso a Madrid. Todavía me acuerdo de su relato contándome como vió por el espejo retrovisor su Cannondale echando chispas por el asfalto. Y es que uno de los grandes problemas de estos sistemas, es que una vez que vas conduciendo no te das cuenta de que algo va mal, hasta que ya es demasiado tarde. Tanto en el remolque, como el portabicis trasero vas controlando en todo momento el estado de las bicis por el retrovisor, y si algo no va bien siempre puedes parar y reajustar. Pero no es el caso de los portabais de techo que una vez en marcha  si algo no ha quedado bien, la cosa puede acabar mal.

Así que después de estos relatos rechacé esta opción. Soy bastante despistado y había bastantes opciones de  que mi bici acabara en alguna cuneta de una autovía o estampada en la entrada de algún túnel. Por lo que mi siguiente opción era el remolque de bola.

Pero esto ya si que era un gran desembolso, sobre todo si no tienes la instalación de la bola, que entre las dos cosas puedes llegar a pagar más 700€. Cómo en ese momento no tenía dinero continué con mi odioso portabicis enganchado al maletero hasta que llegó el momento de comprar un coche nuevo por aumento de la familia y en el precio incluimos la instalación de la bola. Por lo que aprovechando esta oportunidad pudimos comprar sólo el remolque, que en nuestro caso nos decidimos por el Thule Euroway G2 921 y puedo decir que de todas las posibles opciones a la hora de transportar nuestras queridas bicicletas, la más segura, limpia y cómoda es sin lugar a dudas estos mini remolques enganchados a la bola de los coches.

En concreto este remolque tiene todo lo que se puede esperar de un artilugio de este tipo creado por la reconocida marca Thule.

  • Materiales de alta Calidad.
  • Algo importante a tener en cuenta es que tienen repuestos para todo.
  • Es muy ligero. Se maneja muy bien.
  • Las abrazaderas que sujetan las bicis están recubiertas de un material suave que no dañan las bicicletas.
  • Nuevos y mejorados brazos desmontables para bicicletas , para un montaje cómodo de las bicicletas.
  • Se pliega fácilmente para facilitar su almacenamiento, cabe en la mayoría de los maleteros.
  • Pedal abatible inteligente para un acceso fácil y práctico al maletero incluso con las bicicletas cargadas.
  • Acoplamiento ajustable con una mano con una baja fuerza de cierre para facilitar el montaje del portabicicletas.
  • Hebillas de apertura rápida con correas largas para ruedas para poder atar las ruedas cómodamente.
  • El portabicicletas se bloquea a la bola de remolque y todas las posiciones de las bicicletas se bloquean al portabicicletas (cerraduras incluidas).

Y después de 1 año de uso y muchos kilómetros con él, puedo decir que ha sido un dinero bien invertido. Totalmente seguro, super cómodo, aislado del coche: ni lo ensucia, ni lo araña. El Pedal para acceder al maletero es super útil y a la vez muy cómodo, incluso con las bicicletas instaladas. Lo único en su contra es su precio: unos 300€ + la Instalación de la bola, pero a cambio tienes un producto de mucha calidad y lo mejor es que viajarás con toda la tranquilidad de mundo.

En cuanto al dinero, la verdad es que 300€ puede parecer mucho, pero cuanto cuesta tu querida bici que llevas? más de 1000€? más de 1500€ quizás? O seguramente más. Y tu coche? cuanto cuesta eliminar esas manchas de la tapicería o restaurar la chapa y pintura? A lo mejor visto así, no parece tanto, y es que los portabicicletas, antes que nada, deberían asegurar nuestro valioso equipo.

Por último comentar que existen dos versiones de este modelo que deberemos elegir según la conexión eléctrica de la instalación de nuestra bola de enganche.

  • Thule Euroway G2 920: que viene con un conector de 13 pines. Con lo cual necesitaremos una piña de 13 pines en la instalación de nuestra bola y que nos permitirá controlar además de las luces de posición, freno e intermitentes, la marcha atrás y luces antinieblas.
  • Thule Euroway G2 921: que viene con un conector de 7 pines básico que nos permitirá controlar las luces de posición, freno e intermitentes.
  • Thule Euroway G2 922: La misma versión  de 13 pines que el 920, pero con capacidad para 3 bicicletas.
  • Thule Euroway G2 923: La misma versión  de 7 pines que el 921, pero con capacidad para 3 bicicletas.

 

PRO_20141217_132947

Y además para ir 100% legal hay que tener en cuenta que :

  1. Nunca jamás se puede superar el ancho del vehículo especificado en la ficha técnica del mismo.
  2. Siempre hay que poner la señal V20 con el portabicis, da igual que tengas matrícula o luces, se ha de señalizar con la V20 porque se modifica la longitud del vehículo con la carga, ya que el portabicis se considera carga a todos los efectos.

 

Vídeos:

En este vídeo se puede ver como se instala un remolque similar con capacidad para 3 bicicletas.

Para acabar, Thule puede ser una marca cara, pero sin duda es sinónimo de calidad y seguridad. Os recomiendo que no os perdáis estos vídeos donde se ven los test que pasan los productos de esta marca, cosa que dudo que hagan otras, y ni hablar de las copias chinas baratas. Como todo en la vida, la calidad y seguridad hay que pagarlas.

Si estais interesados en adquirir uno de estos portabicicletas aquí puedes adquirirlo:

 

Camino de Santiago Portugués – Día 8: Redondela -> Santiago

Si has llegado aquí directamente a través de un buscador debes de saber que este artículo forma parte, junto a otros 7, de una ruta de cicloturismo muy especial que recorre el Camino de Santiago Portugués y que el inicio del relato se encuentra aquí

Camino de Santiago Portugués – Día 8

Piiiiiiiii, Piiiiii, Piiiiiiii

Piiiiiiii, Piiiiii, Piiiiii

5:30 de la mañana, suena el despertador… me duele todo el cuerpo. Apenas hemos podido descansar de la paliza de los dos últimos días que se nos hicieron muy difíciles. Pero es el último día y hay que llegar a Santiago. Ya nos queda poco…

Poco a poco me levanto, ducha, desayuno rápido, preparativos, y a las seis en punto de la mañana listo para empezar a pedalear junto a Simón….

Así empezó nuestro último día del Camino de Santiago Portugués. Salimos tan temprano por que nos queríamos tomar el día de pedaleo con tranquilidad, nada de agobios, y poder llegar a Santiago a una hora decente para poder buscar alojamiento y disfrutar un poco de la ciudad. Y como teníamos tan pocas horas de luz (al realizar la ruta en Noviembre), había que salir temprano….muy temprano.

Nos separaban unos 90 km de la meta final, así que el plan era hacer unos 40 o 50 kilómetros antes de comer y el resto dejarlo para la tarde y posterior llegada a Santiago.

El empezar de la ruta fue duro, supongo que por el cansancio acumulado. Nos encontramos con 2 fuertes subidas al iniciar la ruta que nos vaciaron las pocas fuerzas que nos quedaban. Esa noche había llovido y el camino estaba todo embarrado y tuvimos que empujar las bicis nuevamente por el barro, fue sin duda el momento más duro del viaje, por unos momentos pensamos que no llegaríamos a Santiago. Llevábamos un ritmo muy lento y nos vimos superado momentáneamente por el reto. Pero con un poco de descanso y la ayuda y compañía de Simón, pudimos continuar para llegar como fuera a nuestro destino.

Así que poco a poco continuamos pedaleando, el tiempo mejoró, tocamos asfalto y las piernas empezaron a responder…. y llegamos a Pontevedra. Una ciudad que me encantó y que me gustaría volver a visitar con más tiempo.

Camino de Santiago Portugués - Día 8 - 4
Céntrica Plaza de Pontevedra

Aquí aprovechamos para desayunar en condiciones y coger fuerzas para el resto de la etapa. Cogimos tantas fuerzas que antes de darnos cuenta cruzamos Caldas de Reis y llegamos a Padrón para almorzar, realizando un total de 60km antes del almuerzo…. ni nosotros nos lo creíamos. Nos habíamos ventilado casi toda la ruta en pocas horas.

Camino de Santiago Portugués - Día 8 - 5
Cruzando el río Sar en Padrón. Al fondo el Convento do Carme

Así que con tiempo de sobra y contentos por el gran avance, decidimos darnos un buen homenaje y probar las grandezas de Padrón: sus ricos pimientitos y sus chuletones ¡¡.

Sin conocerlo entramos en el asador Opementeiro… y alucinamos con la calidad y cantidad de comida. Si pasas por Padrón, y tienes hambre….este es tu sitio.

Camino de Santiago Portugués - Día 8 - 6
Inmenso chuletón en el Asador Opementeiro (Padrón)

Después del necesario reposo y en plan paseo proseguimos hasta el final de la ruta. Después de tantas aventuras y sacrificios pasados, 26 km ya no eran nada.

Dicen que la llegada a la Plaza del Obradoiro después de realizar el camino, es una sensación que no se olvida… pues es verdad. Entramos por la calle Rua do Franco, repleta de gente. Se veía la Catedral al fondo. Íbamos zigzagueando esquivando personas, tocando el timbre… y de repente… se abre ante nosotros la plaza con la inmensa catedral y la sensación de haber conseguido un reto personal inimaginable.. exactamente 686 km de bici en 8 días

Al llegar la noche, tocaba visita nocturna a la ciudad y a modo de despedida nos dimos un buen festín de marisco y vino para despedir como se merece una fantástica ruta en muy buena compañía.

Camino de Santiago Portugués - Día 8 - 18
Despedida por todo lo alto

Aunque no se ve muy bien, estos son los datos finales del viaje:

  • Kilómetros totales: 686 km.
  • Tiempo en Movimiento: 51 horas y 5 minutos.
  • Tiempo Parado: 29 horas.
  • Velocidad Máxima: 57.5 km/h
Camino de Santiago Portugués - Día 8 - 19
Datos GPS del viaje

 

En general es un viaje totalmente recomendado. Ya sea una sola parte o en su totalidad, es una de esas rutas dignas de ser realizadas al menos una vez en la vida. Después de más de 4 años, aún la sigo recordando como algo único y especial.

Fecha:

La ruta del Camino de Santiago Portugués – Día 8 fue realizada el 8 de Noviembre de 2009

Descripción:

Ruta del Camino de Santiago Portugués – Día 8 que une Redondela con la población de Santiago de Compostela recorriendo un total de unos 86 km.

  • Circular: No. Empieza en Redondela y acaba en Santiago de Compostela
  • Dificultad Física: Alta. Debido a la cantidad de Kilómetros, la orografía del terreno con varios picos que subir y sobre todo el total de kilómetros acumulado.
  • Dificultad Técnica: Cero patatero. Todo carriles y asfalto de carreteras muy secundarias.

Mapas y perfiles:

Dónde dormir:

Para pasar la noche en Santiago nos hospedamos en la Hospedería Barbantes, muy cerquita de la catedral. No fue caro, es muy céntrico y estuvo muy bien, además nos dejaron guardar las bicis bajo llave. Totalmente recomendable.

Dónde comer:

  • Almuerzo: En el Restaurante – Asador Opementeiro (Padrón). Una pasada de asador, todo buenísimo. Buen lugar donde probar sus típicos pimientos.
  • Cena: Marisquería en Santiago de Compostela, para celebrar por todo lo alto la llegada.

Otra Información de interés:

Camino de Santiago Portugués – Día 7: Ponte de Lima -> Redondela

Si has llegado aquí directamente a través de un buscador debes de saber que este artículo forma parte, junto a otros 7, de una ruta de cicloturismo muy especial que recorre el Camino de Santiago Portugués y que el inicio del relato se encuentra aquí

Camino de Santiago Portugués – Día 7

Antes de empezar a pedalear, desayunamos en Ponte de lima y nos dimos una vueltecita en bici por la población, ya que la ciudad realmente merece la pena.

Sin saberlo estábamos ante el día de mtb más duro de lo que llevábamos de ruta, más incluso que el anterior. Nada más salir de Ponte de Lima, cruzamos su famoso río y nos metimos en una bosque espectacular pero con una gran subida de 14 km por caminos muy complicados y de gran pendiente, teniendo que arrastrar la bici con las alforjas a mano.

Recuerdo que por estas cuestas me pegué un gran tortazo intentando pasar alguna zona sin bajarme de la bici, se me quedó una cala pillada  en el pedal  ¡¡ y la ostia fue chica ¡¡

Aunque esta parte es dura, el entorno es espectacular, parece que estás metido en un bosque encantado y a pesar de la dureza, nada más que por el entorno, merece la pena cruzar por aquí. Tienes la sensación de estar pasando por un tramo de auténtico Camino de Santiago.

Depués de una primera parte de la ruta bastante dura, sobre el km 36, llegamos a la deseada frontera con España. Pasamos cruzando el rio Miño. La verdad es que con sólo cruzar la frontera ya se echaba de menos todo lo vivido en Portugal, y es que el viaje se estaba acabando.

En Tuy, la primera población que nos encontramos al cruzar, comimos en el bar Avenida que está a pié de carretera.

Camino de Santiago Portugués - Día 7 - 23
Cafe Avenida en Tuy

Después de la dura primera parte y del cansancio de todo lo recorrido, con más de 500km en las piernas, la ruta todavía nos tenía deparadas algunas sorpresas: después de almorzar todavía nos dio tiempo a perdernos el km 41 y a partir la cadena sobre el km 58 de ruta. Esto nos hizo perder mucho tiempo y otra vez tuvimos que pedalear fuerte para llegar a nuestro destino a una hora decente y poder buscar alojamiento.

Muy cansados por todo lo vivido y el pedaleo acumulado fuimos llegando a Redondela que a escasos dos kilómetros de la llegada nos recibió con un enorme aguacero sobre nuestras cabezas, para rematar el día. Recuerdo que estaba tan cansado y empapado que no podía dejar de reir a carcajadas, y es que, las sensaciones a pesar de todo, fueron muy buenas.

Llegamos tarde, ya casi de noche, y aunque no fue la ruta más larga, perdimos mucho tiempo durante el camino y al final llegamos con el tiempo justo antes de que cerrara el Albergue.

Camino de Santiago Portugués - Día 7 - 25
Albergue en Redondela

La acogida en el primer albergue  de peregrinos que pisamos durante nuestro viaje no fue muy buena, era necesario llevar una cartilla sellada con las distintas ciudades por las que habíamos ido pasando ( la sellan en las catedrales e iglesias de las ciudades) que nosotros no nos habíamos molestado ni siquiera en pedir, por lo que realmente no estábamos reconocidos como peregrinos y por lo tanto la chica que nos atendió se negaba a darnos cobijo durante la noche, tuvimos que suplicarle mucho y pedirle por favor que nos dejara pasar la noche allí muchas veces, y al final lo hizo por que en  realidad esa era la única opción que teníamos, era eso, continuar pedaleando hasta la siguiente población o dormir en la calle, ya que Redondela no tiene más alojamiento que ese (eso nos dijo la chica).

Al final accedió y pudimos disfrutar de un magnifico albergue, muy preparado y con todo tipo de detalles, tenía cocina, sala de lectura, muchas literas, grandes aseos, lugar para dejar las bicis, lo que viene siendo un lugar bien preparado y totalmente recomendable (siempre que lleves tu cartilla de peregrino claro está)

Al final llegamos muy muy cansados, fuimos a un super cerca para comprar pasta para cocinarla en la cocina del albergue y nos quedamos cocinando y charlando dentro del local sin hacer muchas visitas a la población,  y es que Redondela no tiene mucho que ver, o al menos eso nos pareció.

Fecha:

  • Esta ruta del Camino de Santiago Portugués – Día 7 fue realizada el 7 de Noviembre de 2009

Descripción:

  • Ruta del Camino de Santiago Portugués – Día 7 que une Ponte de Lima con la población de Redondela recorriendo un total de unos 72 km.
  • Circular: No. Empieza en Ponte de Lima y acaba en Redondela
  • Dificultad Física: Alta. Debido a la primera subida empujando las bicis con las alforjas y a la cantidad de Kilómetros acumulados.
  • Dificultad Técnica: El tramo inicial es muy complicado, está pensado para hacerlo andando, el resto de la ruta transcurre al igual que todo lo recorrido hasta ahora, por caminos de pistas y carreteras muy secundarias.

Mapas y perfiles:

Dónde dormir:

En el albergue para peregrinos de Redondela. Es un buen sitio donde pasar la noche. Para ser un albergue está muy bien. Eso sí que no se te olvide tu carnet de peregrino.

Dónde comer:

Comimos en un bar a pie de carretera en Tuy un bocadillo rápido. Es el típico bar de carretera con gente muy simpática atendiendo.

Otra Información de interés:

 

Continua leyendo la aventura en: Día 8: Redondela  – Santiado de Compostela