Camino de Santiago Portugués – Día 6: Oporto -> Ponte de Lima

Si has llegado aquí directamente a través de un buscador debes de saber que este artículo forma parte, junto a otros 7, de una ruta de cicloturismo muy especial que recorre el Camino de Santiago Portugués y que el inicio del relato se encuentra aquí

Camino de Santiago Portugués – Día 6

Cuando nos levantamos, recogimos nuestras cosas y partimos en búsqueda de un buen desayuno, que gracias al estar en pleno centro, encontramos a los pocos minutos. Desayunamos en una pequeña pero agradable cafetería en la calle Rua Fabrica, perpendicular a la gran Avenida dos aliados. Sin saberlo estábamos cogiendo fuerzas para la que sería la ruta más dura hasta el momento, con un constante sube y baja por pistas y asfalto durante unos 92 km con lluvia suave durante todo el día.

Camino de Santiago Portugués - Día 6 - 1
Preparado para empezar la ruta

Aunque dura, es una ruta muy bonita, con puentes, paisajes y pequeños pueblos dignos de mención. Una de las partes que más me gustó fueron las cercanías al Ponte de Ave y su bosquecillo, cruzado por un sendero empedrado como sólo los portugueses saben hacer. El comienzo de la ruta es un completo sube y baja que recorre muchas pistas por pequeños bosques y carreteras muy secundarias por el que se pasan pequeñas pedanías con un encanto especial.

Pedaleamos guiados por las típicas flechas amarillas de estas rutas, cada vez más comunes conforme nos acercábamos a Santiago, hasta Barcelos, sobre los 50km de recorrido, donde paramos para comer en el restaurante Chuva.

Después de Barcelos la ruta cambia y se vuelve más campestre, son rutas muy muy secundarias que cruzan pequeños bosques con un encanto especial y se abandona el asfalto de las carreteras generales.

Esta segunda parte se nos hizo dura, nos quedaba muchos kilómetros para el destino y se estaba haciendo de noche, por lo que debíamos darnos prisa, incluso llegamos a acortar un poco  el camino por carretera en vez de seguir el camino original para poder llegar a una hora decente a Ponte de Lima, aún así nos cogió la noche y llegamos tarde, mojados y embarrados con la tarea de buscar un alojamiento para esa noche.

La anécdota del día fue cuando llegamos al Hotel Imperio do Minho (3 estrellas) en busca de una ducha caliente y cama, ya de noche cerrada, y entramos en el hall del hotel empapados ( estuvo todo el día lloviendo), llenos de barro del camino y con las bicis más asquerosas y sucias que se puede imaginar. En ese momento el dueño del hotel era el que estaba en la recepción y se le puso los ojos como platos al vernos chorrear agua sucia sobre su preciada alfombra de bienvenida. Nada más vernos se negó en rotundo a dejarnos pasar, alegando que lo íbamos a ensuciar todo y que le dejaríamos la habitación llena de tierra y barro, y que ni hablar de meter las bicicletas dentro del hotel. Después de unas negociaciones, no conseguimos nada y cuando nos íbamos a marchar, apareció una mujer, con pintas de encargarse de la limpieza y empezó a regañarle por no dejarnos pasar. Al final esa mujer resulto ser su esposa y ella misma echó a su marido y se encargó de alojarnos a las mil maravillas, incluso nos dejó gratuitamente el parking privado del hotel para dejar las bicis. Una maravilla de mujer. Aunque el hombre nunca nos miró bien en toda nuestra estancia.

Después de la ducha, salimos a cenar y a recorrer Ponte de Lima, que realmente merece la pena, es una ciudad con mucha historia y bastantes monumentos, en el que destaca su puente sobre el río Lima, y que da nombre a la ciudad.

La cena la hicimos en una pequeño bar que tenían platos combinados, cenamos bien y rápido, para dedicar todo el tiempo restante a la visita de la ciudad.

Al final, cuando nos íbamos a ir a la cama, llevábamos en las piernas 92km más.

Fecha:

La ruta del Camino de Santiago Portugués – Día 6 – fue realizada el 6 de Noviembre de 2009

Descripción:

Ruta del Camino de Santiago Portugués – Día 6 que une Oporto con la población de Ponte de Lima recorriendo un total de unos 92 km.

  • Circular: No. Empieza  en Oporto y acaba en Ponte de Lima
  • Dificultad Física: Más alta que media. Debido a la cantidad de Kilómetros y al constante sube y baja del camino.
  • Dificultad Técnica: Cero patatero. Todo carriles y asfalto.

Mapas y perfiles:

Dónde dormir:

  • Cómo llegamos tan tarde a Ponte de Lima, a la hora de buscar alojamiento a nuestra llegada fuimos a lo seguro y acabamos en el Hotel Imperio do Minho, un hotel de 3 estrellas en plena orilla del río Lima.

Dónde comer:

  • Sobre el kilómetro 50 de ruta, comimos muy muy bien en el Restaurante Chuva, entrando en la Población de Barcelos.

Otra Información de interés:

Continua leyendo la aventura en: Día 7: Ponte de Lima – Redondela