Est. Cortes – Puente de los Alemanes – Cañon de las Buitreras – Est. Colmenar

 Antes de realizar esta ruta ya había estado antes de pequeño con las excursiones típicas del colegio, cuando por aquel entonces estaba incluso permitido acampar por allí. Siempre lo he recordado como un lugar extraño, pero a la vez muy bonito e ideal Continue reading Est. Cortes – Puente de los Alemanes – Cañon de las Buitreras – Est. Colmenar

Faldas de la Sierra del Niño y Arroyo de San Carlos del Tiradero

Sin duda el mejor punto donde empezar esta ruta es en las ruinas del  antiguo cuartel de San Carlos del Tiradero, donde en su explanada podremos dejar el coche.

Para ir calentando las piernas empezaremos subiendo, debiendo tomar la pista por donde hemos llegado en dirección a Los Barrios. Sobre los 700m encontraremos a nuestra izquierda una cancela que da paso a nuestro recorrido, el cual se vuelve más pedregoso y seco, continuando ascendiendo dejándonos ver buenas panorámicas del valle de Ojén. La subida no es dura, aunque si continuada durante los dos primeros kilómetros.

Una vez alcanzado el punto más alto de la ruta, el camino se estabiliza, se vuelve más verde, los árboles empiezan a sombrear el camino y la flora y la fauna empiezan a aparecer, dejándonos ver multitud de lagartijas, insectos, bichos raros y mariposas,así como plantas carnívoras y flores, invitándonos, guiados por la curiosidad, a ir prestando atención a nuestro entorno conforme vamos andando, volviéndose la caminata un paseo tranquilo y agradable observando el entorno y echando fotos.

La ruta poco a poco empieza a descender, hasta meterse en las profundidades de un impresionante bosque de quejigos, donde la humedad y la frondosidad de la zona se hace notar con plantas trepadoras, helechos y musgos que intentan invadirlo todo. Esta zona me recuerda a los bosques de la película del Laberinto del Fauno. Sin duda nos encontramos en un ambiente privilegiado.

Continuando la bajada por el bosque llegaremos a una cancela que da acceso de nuevo a la pista forestal, debiendo girar a la derecha y andar unos 500m hasta llegar al inicio de la segunda parte de la ruta: El arroyo de San Carlos del Tiradero. Unos carteles de información nos señala el comienzo del sendero a nuestra izquierda.

El sendero continua bajando por el quejigal hasta llevarnos a la rivera del arroyo, donde aprovechamos para comer algo y reunir fuerzas. Esta parte de la ruta junto al río, es de las más bonitas, invitando a relajarnos con el sonido del agua al pasar mientras descansamos.

La ruta continua, bien señalizada, por el margen izquierdo del arroyo, dejándonos notar el final de la ruta con una ascensión que nos llevará a la parte trasera de las ruinas del caserío, donde empezamos.

Fecha:

  • La ruta fue realizada en Febrero del 2011.

Descripción:

Ruta fácil y bonita visitando el valle de Ojén.

  • Circular: Si. Empieza y acaba en los restos del caserío de San Carlos del Tiradero, en Los Barrios, Cádiz.
  • Dificultad Física: Baja. Aunque la ruta empieza subiendo los 2 primeros kilómetros, al poco se hace más llevadero.
  • Dificultad Técnica: Baja. Ya que gran parte del recorrido se hace por pistas forestales y senderos señalizados muy fáciles de recorrer.
Tarjeta MIDE
Tarjeta MIDE de la ruta. Más info sobre el método MIDE aquí

Recomendaciones generales de la ruta:

  • Como siempre, llevar agua suficiente.

Mapas y perfiles:

Cómo llegar:

La ruta comienza  en los restos del caserío de San Carlos del Tiradero o Tejas Verdes, que se encuentra al pie de la pista forestal. Para llegar a este punto es necesario tomar la salida 77 de la autovía A-381 (Autovía Los Barrios – Jerez) que nos llevará a la antigua carretera CA-221 que comunicaba Los Barrios con Facinas hoy convertida en pista forestal. Una vez recorridos unos 8 km de esta pista, llegaremos a las inmediaciones del caserío, donde empezaremos nuestra ruta.

Como siempre os dejo con algunas imágenes de la ruta:

Vuelta al Pantano de Castellar

Ya había ido muchas veces al castillo de Castellar. Me gusta tomar café allí por las tardes, y de paso ver el nivel del embalse, pero siempre en coche, nunca había subido la carretera de acceso al castillo en bici. Siempre que subía me preguntaba como de dura sería la subida pedaleando. Así que la misma curiosidad que mató al gato, me hizo presentarme con la bici en lo alto del castillo para realizar esta ruta.

Con respecto al pantano, siempre lo he conocido como el pantano de Castellar. En realidad  lleva el nombre del río que lo crea, que en este caso es el guadarranque, por lo que el nombre real debería ser Embalse del Guadarranque.

Nada más ver el perfil de esta ruta que ronda los 40 km se ve claro que consta de 3 grandes subidas y 3 bajadas de unos 200m de desnivel, siendo lo mejor de todo la primera bajada que nos llevará hasta casi el nivel del pantano.

La ruta transcurre por un buen carril que gira en torno al pantano, donde no tendremos muchos problemas en cuanto a técnica. “Sólo” tendremos que ocuparnos de pedalear para poder ir avanzando, más en las subidas y menos en las bajadas, estando inmerso en todo momento en nuestro P.N. de los Alcornocales, el cúal nos dejará buenas vistas del entorno, el castillo, el embalse y la presa de éste. Durante la ruta tendremos que pasar tres cancelas, para lo cual se necesita que vayan por lo menos 2 personas para poder pasar las bicis.

Esta zona del parque, es especialmente buena para ver corzos y venados en tiempo de la berrea. En esta ocasión tuvimos la oportunidad de ver manadas de unos 15 o 20 miembros corriendo a nuestro pasar, e incluso algún que otro macho despistado pastando muy cerca de nosotros.

Es una ruta que nos dejó un muy buen sabor de boca con una gloriosa subida final al castillo de Castellar.

Fecha:

La ruta fue realizada en Octubre del 2012.

Descripción:

Ruta muy chula de MTB, con tres buenas subidas y bajadas por carriles anchos. Una de ellas es la subida al castillo de Castellar. Disfrutando en todo momento de buenas vistas, tanto del castillo, del Embalse, así como de la presa.

  • Circular: Si. Empieza y acaba en el castillo de Castellar.
  • Dificultad Física: Media -Alta, para poder superar las 3 subidas que tiene la ruta.
  • Dificultad Técnica: Baja. No hay complicaciones técnicas. Toda la ruta transcurre por anchos carriles.

Recomendaciones generales de la ruta:

  • Llevar agua suficiente, nosotros  no encontramos fuentes por el camino.
  • Mínimo 2 personas para poder pasar las bicis por las cancelas.
  • Pedir permiso para hacer la ruta en la sede de la empresa que gestiona la Almoraima. Está en la “corchera” que hay enfrente de la venta “la Cantina”, muy cerca de la rotonda que lleva al castillo de Castellar.

Mapas y perfiles:

Cómo siempre, aquí os dejo algunas imágenes de la ruta:

Desembocadura del río Palmones

El río Palmones?? era lo que me decía la gente cuando comentaba que tenía pensado recorrerlo. Pero si está todo contaminado, lleno de basura y huele fatal… no será para tanto dije yo. Y allá que me fui.

Septiembre, mañana soleada y yo con mi kayak en la desembocadura del río Palmones. En principio no tenía ni idea de hasta donde iba a llegar, sólo quería probar el kayak en  río, navegar un rato sin las olas del mar y ver hasta donde podía llegar.

Nada más pasar la desembocadura, me doy cuenta de que no he puesto a grabar el GPS, por lo que me paro a un lado del río hasta clavar la pala en la orilla del río para apoyarme en ella, y al sacarla…estaba negra. Algo parecido al alquitrán manchaba mi pala, escarbé un poco por curiosidad y sin duda debajo de una capita de barro y arena , en el Palmones hay alquitrán de toda la contaminación de la bahía.

Es bastante triste que un paraje natural como la desembocadura del río Palmones esté lleno de alquitrán, o lo que fuera eso, y nadie haga nada.

Sin embargo, entre trocitos de plástico y suelo alquitranado, la vida continúa. A pocos metros de la desembocadura se pueden ver pequeños cangrejitos correteando de un sitio para otro y aves anidando.

Pero la cosa cambia en cuanto nos alejamos de la desembocadura. Poco antes de llegar al puente de la autovía, cerca de la Celupal, donde pensaba que todo estaría más contaminado, el agua era transparente como el cristal, incluso se podía ver algunos peces nadando por allí. Daban ganas bajarte del kayak y nadar un rato.

Después de aquí, poco a poco el río se va volviendo más “natural” , dejamos atrás la antigua Celupal y sus tuberías para trasladarnos a un nuevo entorno donde grandes peces saltan como locos al paso del kayak. Parece un río totalmente diferente, se ensancha y se vuelve más profundo.

Paleando unos kilómetros más, llegamos a la presa, donde descansaremos antes de iniciar el viaje de vuelta.

Fecha:

La ruta fue realizada en Septiembre del 2012.

Descripción:

Buena ruta fácil para empezar a practicar en kayak por la desembocadura del río Palmones. En concreto esta ruta llega hasta la presilla.

  • Circular: Si. Empieza y acaba en la playa de Palmones. Los Barrios.
  • Dificultad Física: Baja.
  • Dificultad Técnica: Baja.

Recomendaciones generales de la ruta:

  • Llevar agua suficiente y  repelente de mosquitos.

Mapas y perfiles:

Cómo siempre, aquí os dejo algunas imágenes de la ruta:

Las Pantallas – Tajo de las Escobas – Sendero de los prisioneros

Cómo nunca había estado en el Tajo de las Escobas, también conocido como las antenas, dada la concentración de ellas en este punto, me decidí a realizar una ruta para ir a visitarlo.

Tenía pensado hacer una ruta fuerte, pero a la vez técnica, así que añadimos a la ruta la subida por las pantallas y bajada por el sendero de los prisioneros. Pero unir estás tres rutas de la zona tenía una complicación: no era fácil conectar el Tajo de las Escobas con el Puerto de la Higuera, que es donde empieza el sendero de los prisioneros. Revisando algunas rutas por internet, no vimos que nadie lo hubiera hecho antes en mtb, pero si andando, en una ruta de senderismo, bajando por un cortafuegos. Finalmente la ruta quedó como sigue:

Salida desde el Varadero en Algeciras → Getares → Subida de las Pantallas → Pelayo → Puerto del Bujeo → Subida al Tajo de las Escobas → Sierra Luna → Bajada por el cortafuegos → Puerto de la Higuera → Sendero de los prisioneros → Tres Pinos →El Cobre → regreso al Varadero.

La ruta resultante la considero personalmente muy complicada, en realidad más de lo que pensaba inicialmente, ya no sólo por las fuertes subidas de las pantallas y el Tajo de las Escobas, si no también por el descenso por el cortafuegos que llega al Puerto de la Higuera, así como el del sendero de los prisioneros. Resultando una ruta de subidas muy fuertes y bajadas muy técnicas y complicadas, tanto que en ocasiones, es imposible no echarse la bici al hombro para poder avanzar.

Cómo muestra de lo complicado que puede resultar la bajada por el cortafuegos, aquí tenéis un vídeo:

Aún así, las vistas ofrecidas desde el Tajo de las Escobas son merecedoras de tal esfuerzo.

Fecha:

La ruta fue realizada en Octubre del 2012.

Descripción:

Ruta complicada de MTB, con fuertes subidas y bajadas muy técnicas y complicadas. Visitando lugares tan emblemáticos en el Campo de Gibraltar como son Las Pantallas, El tajo de las Escobas o el Sendero de los Prisioneros.

  • Circular: Si. Empieza y acaba en el Varadero. Algeciras.
  • Dificultad Física: Alta, debido a las fuertes y continuas subidas.
  • Dificultad Técnica: Muy Alta.  Debido a las complicadas bajadas.

Recomendaciones generales de la ruta:

  • Llevar agua suficiente, nosotros  no encontramos fuentes por el camino.
  • El cortafuegos que debemos descender, además de complicado, no está en buenas condiciones, estando la vegetación muy alta y algunas veces el camino se pierde. Mejor si se lleva GPS.

Mapas y perfiles:

Cómo siempre, aquí os dejo algunas imágenes de la ruta:

Cómo guardar un Kayak

Si mi padre se enterara que tras 5 años de ingeniería + 2 de máster sólo me han servido para idear este sistema, y para salir de un laberinto de caminos agrícolas en cuenca, seguramente me pediría una devolución del dinero invertido. Pero por suerte (para mi), mi padre no es un amante de las tecnologías, así que dudo mucho que lea esto.

Cómo es normal, no hay solución si antes no hay un problema, y el mio era  que tenía un kayak de 5,05 metros de largo que guardar en un garaje que, al guardar la bici, el coche, muchas herramientas, trastos varios, algunas maquinas y un largo etc de cachivaches e inventos que rara vez utilizaré, no quedaba espacio ni para entrar. Estaba claro que necesitaba un buen plan para almacenar el kayak sin tener que desprenderme de mi preciada basura. En el suelo estaba el coche y estanterías llenas en las paredes, por lo que sólo me quedaba el techo por rellenar.

El sistema debía ser cómodo de usar y no peligroso para la vida humana. Recurrí como siempre a internet y a mi corta experiencia colgando tendederos de techo. Si he podido colgar un tendero en el techo, puedo colgar un kayak de 5m, me dije a mi mismo. Dibujé un posible esquema, comparé con lo que había en internet, borré, volví a dibujar, vuelta a comparar y como siempre, acabé en el Leroy Merlín comprando lo necesario: varias carruchas y mucha cuerda. El sistema ya estaba en marcha.

Desde luego, la forma más cómoda y fácil es colgarlo de la pared con algún sistema de estos:

 

Pero cuando no tienes dinero, o lugar disponible en alguna pared, siempre puedes colgarlo del techo de esta manera:

Guardar un Kayak 1
Sistema para colgar el kayak del techo

Aquí os dejo algunas imágenes de como queda:

Cómo podeis ver en las imágenes, he añadido 2 ganchos entre medio de las poleas con el fin de cuando el kayak esté completamente subido, poder atarlo con otras 2 cinchas y asegurar totalmente el kayak al techo. Es para tener doble seguridad.

Ingredientes para guardar un kayak:

Los ingredientes para construirte tu propio sistema para colgar tu kayak del techo  son:

  • 6 Carruchas
  • 10 m de cuerda, mínimo de 8mm de grosor.
  • 2 cinchas por donde poder enganchar el kayak
  • 2 cinchas para  sujetarlo al techo cuando esté completamente subido.

Actualización del Post:

Después de 10 meses de uso, he de decir que es un sistema fantástico, no tardo más de 15 min en bajar el kayak, prepararlo todo, montarlo en el coche, etc… Aunque si es cierto que se se tarda algo más en subirlo y guardarlo bien.

Otra de las ventajas que tiene este sistema con respecto colgarlo de la pared es que si lo cuelgas a media altura puedes trabajar en él perfectamente, para hacerle algún arreglito o  limpiarlo.

Algunas imágenes de ejemplo:

Desde Algeciras a Tarifa por la costa

Que Algeciras no tiene mucha marcha…puede ser, que no tiene el ambiente de una gran ciudad…. puede ser, que está sucia, huele mal y sólo es una ciudad de paso, puede ser, puede ser, puede ser. Sin embargo, para mi, es especial.

Para empezar no hay muchas ciudades que tengan el mar y la montaña tan cerca que puedas mezclarlos en la misma ruta, o que esté rodeada de dos impresionantes parques naturales, nuestro P.N. de los Alcornocales y el P.N. del estrecho, o que tengamos una vista del estrecho que en toda Europa no existe… sólo son dos puntos de vista diferentes de ver una ciudad. Yo desde luego, me inclino por ver el lado bueno de un territorio, que apenas te metas un poco en él, te deja ver lugares impresionantes. Y como prueba, la ruta que comparto a continuación: Desde Algeciras a Tarifa por la costa, mountain bike del bueno pasando por increíbles parajes naturales del P.N. del Estrecho.

El Itinerario de esta ruta es: Algeciras -> Pelayo -> Mirador del Cerro del Tambor -> Torre Guadalmesí -> Tarifa -> Algeciras.

Lo bueno de esta ruta, sin contar sus vistas, es que ofrece un poco de todo. Desde subida y bajada por asfalto y rápidas bajadas por carriles de tierra, hasta senderos y trialeras muy técnicas.  Se puede dividir en 4 partes: La primera es la subida por asfalto hasta Pelayo, donde siempre recomiendo desayunar en el bar El Pavo Real. Esta parte es la más aburrida, pero te permite ir calentando motores. Una vez desayunados, seguimos subiendo un poco más hasta lo que se conoce como Huerta Grande, allí encontramos un cartel que nos anuncia una ruta de senderismo hacía el Cerro del Tambor,debemos seguirla. En este punto empieza la segunda parte de la ruta, con una gran bajada hasta el nivel del mar que solo interrumpiremos para llegarnos al Mirador del Cerro del Tambor, para disfrutar de unas magnificas vistas del P.N. del Estrecho. La bajada transcurre por carriles de zahorra propios de la zona, bien anchos, por donde pasan de vez en cuando algún vehículo, por lo que hay que bajar con cuidado, sobre todo en algunas curvas ciegas. Y bajando bajando llegamos hasta una playa pedregosa pero a la vez muy bonita, adornada por la Torre Guadalmesí, construida para proteger la desembocadura del río que lleva su nombre, con el fin de que los piratas de la zona no desembarcaran en busca de una de las pocas fuentes de agua potable de la zona.

En este punto es necesario hacer una parada, y olvidar lo malo de Algeciras, Campo de Gibraltar en general, y entender que estamos en un lugar privilegiado, justo donde dos inmensos continentes se unen en un punto con intención de acercase cada vez más.

Una vez conscientes de nuestra suerte, continuamos con la tercera parte, mi preferida, que nos conducirá a través de varios kilómetros de trialeras muy técnicas, pero a la vez muy divertidas, que nos llevarán por todo el filo de la costa, dejándonos ver como el agua cristalina ha esculpido la roca hasta convertirla en uno de nuestros parques naturales.

Entre trialeras y mucha diversión, llegaremos a tarifa para salir justo a su castillo, donde después de un merecido descanso, empezaremos la cuarta y última parte del recorrido: una gran subida por asfalto para volver a pelayo y más tarde a casa.

Algunas imágenes de la ruta:

Detalles de la ruta:

Kayak de Mar Prijon Tourer 505 Prilite

Aunque mucha gente no se lo crea, la práctica del kayak del mar hace tiempo que me llamaba la atención, pero por diferentes motivos de la vida, como tener una economía sumergida o vivir algún tiempo en Madrid o en el extranjero, nunca estuve en condiciones de tener uno. Esas circunstancias cambiaron por Mayo del 2012 cuando me establecí en Algeciras, momento en el que me embarqué en la compra de mi primer kayak: el Prijon Tourer 505 de Prilite. A continuación os cuento mi experiencia con él.

En verdad no sabía nada de kayaks, y sólo me había subido a uno antes en mi vida en una playa de Málaga hacía años, así que lo primero que hice fue empezar a navegar por la red en busca de información. En seguida descubrí que hay kayaks para todo y para tod@s, hombres, mujeres, niños, familias, deportistas, aventureros, juguetones, y mucho más, pero que se suelen agrupar en:

  • Kayaks de Travesía y Mar
  • Kayaks de paseo y recreo
  • Kayaks de Surf y Aguas Bravas
  • Kayaks Autovaciables
  • Kayaks Inchables
  • Kayaks Pesca
  • Canoas

Lo importarte es siempre saber lo que quieres y el uso que le vas a dar y en ese sentido lo tenía claro: siempre me ha gustado la aventura e incluso algunas veces me he imaginado realizando expediciones por el ártico, (todo el mundo tiene derecho a soñar,no?).  Pero a la vez quería el kayak para realizar deporte, tanto en verano como en invierno, por lo tanto mi caso estaba claro, necesitaba un kayak de travesía, cerrado  y ligero. De travesía por que disponen de estancias estancas para la carga de material para las rutas de varios días; cerrado para poder hacer deporte también en invierno sin tener que llevar pesados e incómodos trajes de neopreno para combatir el frió y ligero para que la práctica de deporte no se convirtiera en una pesadilla y poder avanzar rápido.

Una vez que sabía lo que quería me puse a buscar. La mejor opción que ofrecía el mercado para lo que iba buscando se llamaba Seayak de Prijon. Casí irrompible, muy buena calidad, cómodo, y de buena navegación, con buena y mala mar, gracias a su alta proa. El problema era los 1250€ que cuesta nuevo, por lo que empecé a interesarme por el mercado de segunda mano. Continué buscando… hasta que encontré SanctipetriKayak, que casualmente vendían un Prijon Tourer 505, que no era el Seayak, pero si muy parecido y a buen precio. Me decidí a  probarlo y fue imposible no comprarlo. Aquí os cuento mi experiencia por si algunos os atrevéis con este magnifico kayak.

Nada más sentarte notas la calidad y los acabados de Prijon, con su asiento muy cómodo y totalmente ajustable, tanto a lo largo como el respaldo. La verdad es que ya llevo tiempo usándolo y es realmente cómodo. Comentar que la bañera mide 88 x 45 cm, por lo que se puede presentar un poco estrecha o pequeña para personas de gran tamaño. En mi opinión diría que el T505 está pensado para personas de poco volumen y ágiles, ya que si no, puedes tener problemas para entrar y salir del kayak.

La estética habla por si sola, en mi opinión: bonito bonito bonito.

En cuanto a los compartimentos estancos, tiene dos, de sobra para cargar las cosas necesarias para realizar grandes rutas. El tambucho de proa tiene una capacidad de 45 l. y el de popa 115 litros, Permitiendo llevar en total 115Kg. Están sellados por una funda de neopreno que impide que entre hasta el aire y a su vez tapados por una cubierta protectora de plástico. Además cuenta con un pequeño compartimento al que puedes acceder sobre la marcha para llevar las cosas que se necesitan a mano, llaves, cartera, cámara, etc.. pero deberán ir protegidos del agua, ya que este compartimento no es estanco, aunque Prijon diga lo contrario.

Los pedales del timón, totalmente ajustables para adaptarse a las medidas de cada uno,  siendo además muy fáciles de ajustar en cualquier momento sin necesidad de herramientas. Y como siempre, muy cómodos de usar.

Por supuesto, cuenta con líneas de vida, red elástica para llevar más cosas a mano y asas en T para su transporte, así como un enganche sólido con tornillos de seguridad para poder atar  el kayak y protegerlo de posibles robos.

En cuanto al material, este kayak no es de plástico, ni de fibra, carbono o madera… como su nombre indica, es de Prilite. ¿Qué es el Prilite?. Para empezar es un compuesto plástico propietario de Prijon y según ellos es un material duro y resistente como los compuestos plásticos de última generación (HTP polietileno extrusado insuflado) pero a la vez ligero como la fibra, uniendo las mejores cualidades de los dos, añadiendo que la textura es controlada por ordenador, consiguiendo un material de los más deslizantes del mercado. En Internet hay opiniones de todos los gustos, que si el prilite si, que si el prilite no. Hay personas que prefieren la robustez del plástico y olvidarse de problemas a cambio de un mayor peso, otras que, para el prilite, prefieren la fibra aunque tengan que pagar más. Cierto es que cómo está en medio de las dos, no llega a tener todo lo bueno y lo malo de la fibra ni del plástico, está en su justa medida. En mi opinión y experiencia con este kayak, me ha sorprendido su ligereza, ya que mide 5,05 metros de eslora con 55cm de manga, pero sólo pesa 22Kg y en cuanto a su robustez, ya le he pegado unos cuantos golpes y ha respondido sin problemas. La mayor pega que le pongo: el prilite se degrada con los rayos ultravioletas, y por ello va cubierto por una capa que lo protege de los rayos UV. El problema es que esta capa sólo la lleva por fuera, es decir, que no le puede dar el sol por dentro, por lo que hay que tener cuidado y llevar la bañera bien protegida. Las precauciones necesarias con este material son: intentar que no se lleve muchos golpes y proteger el interior del sol. Si no te importa estos inconvenientes, éste es tu kayak. Más información sobre el Prilite de Prijon aquí.

En cuanto a la estabilidad, decir que existen 2 tipos: la estabilidad inicial y la estabilidad final. La inicial se puede entender, como la estabilidad con el kayak parado y la final cuando el kayak navega con cierta velocidad. Pues el Tourer 505 tiene una estabilidad inicial media, y una estabilidad final muy muy buena, esto quiere decir que cuanto más rápido navegues, más estable es. Por eso, a lo primero puede parecer que es muy inestable, y más si nunca te has montado en uno antes, puedes llegar a sentirte inseguro, pero en cuanto le coges el truco empiezas a sentirte más y más seguro, hasta que llega el momento que lo dominas, y entonces… te sueltas, la tensión desaparece, empiezas a relajarte con el movimiento de las olas y simplemente paleas y disfrutas.

Si hablamos de navegación, el T505 no se queda corto, navega bastante bien, no llega al nivel del Seayak, pero es muy bueno. Al ser ligero y largo mantiene las trayectorias rectas sin problemas, sin tener que tocar mucho el timón, a la vez que es muy rápido. No tiene la popa ni la proa muy levantadas, por lo que no le afecta mucho el viento lateral y su casco poliédrico te permite tumbar sin problemas ala vez que ayuda en la estabilidad. Es un lujo sentir como las olas se abren a tu paso.

Una vez una mujer me comentó, que para ella navegar en kayak era como hacer yoga, le proporcionaba una paz, tranquilidad interior y sensación de libertad, que llega un momento en que después de un día duro, lo único que quieres es coger el kayak. Este tipo de sensaciones son las que transmite esta embarcación cuando navegas con ella.

Si buscas un kayak ligero que te permita hacer deporte y a la vez realizar travesías, sin duda esta es una opción muy muy buena, pero claro, todo lo muy muy bueno tiene un coste muy muy alto. En concreto, el de este kayak es 1.500,40€ en UrkanKayak, pero si te gusta de verdad este deporte, el T505 vale cada € que cuesta.

Aquí os dejo algunas imágenes:

Resumen de Características:

  • Eslora: 505 cm.
  • Manga: 55 cm.
  • Peso: 22,0 kg.
  • Capacidad: 115 kg.
  • Volumen: 360 litros.
  • Bañera: 88 x 45 cm.
  • Tambucho Proa: 45 l.
  • Tambucho Popa: 115 l.